Huesca

CORONAVIRUS

Indignación en la zona de Ayerbe por la marcha de una sanitaria

Critican que Primaria se lleve a la médica mientras alega que no hay gente dispuesta a trabajar en pueblos

Centro de Salud Pirineos.
Centro de Salud Pirineos.
Pablo Segura

Sanitarios y alcaldes de la zona sanitaria de Ayerbe, que engloba, entre otras, a Biscarrués, Agüero o Ardisa, critican profundamente la “discriminación” de Sanidad hacia el medio rural toda vez que, contrariamente a lo que tanto se dice, una médica del centro ayerbense quiera quedarse y seguir ejerciendo allí, pero el Salud ha optado por compartirla con el Centro de Salud Pirineos, en Huesca.

Ana Tarongí, médica del Centro de Salud Ayerbe, declara “en nombre de todo el personal” del centro que una profesional de esta zona sanitaria quería continuar en Ayerbe -“solo quería seguir aquí, no irse”-, “pero la dirección de Atención Primaria quería que fuera a Huesca ciudad como fuera”.

Al final, la sanitaria “acabó aceptando (el centro de Huesca) Pirineos los martes y jueves, y Ayerbe para lunes, miércoles y viernes”. Pero el facultativo al que cubre en el centro oscense volverá a su puesto en apenas 10 días, mientras que la baja de Ayerbe es de larga duración, agregó Tarongí. “Cierto que faltan médicos en general, pero no es verdad que no haya médicos que quieran venir al medio rural. Esta chica quiere Ayerbe, pero la fuerzan a ir a Huesca y eso obligará a cerrar consultas en el medio rural”, dijo.

Tarongí advirtió de que en el centro de Ayerbe “no damos abasto” y que el problema se incrementa mucho en verano porque a los pacientes habituales de todo el año hay que sumar los desplazados -quienes van a sus pueblos para el verano y turistas más ocasionales- y también porque en la zona se practica mucho deporte de aventura, lo que a su vez supone más urgencias. Y eso rematado con contar solo con dos enfermeras, a una de las cuales no se cubre en sus vacaciones. “¿Qué hacemos?, ¿cerramos agendas y solo atendemos covid y urgencias?, ¿qué pasa con los crónicos”, se preguntó Tarongí sobre una cuestión que también sobrevuela en otras zonas por una sobrecarga de trabajo por la covid que tensiona unas plantillas que ya iban justas.

Alcaldes de estas localidades se suman a las críticas de los sanitarios, agudizando las que se dirigen a ese mensaje de las autoridades de que “no hay médicos para el medio rural porque nadie quiere ir a los pueblos”.

Antonio Biescas, regidor de Ayerbe, apuntó que los que más sufren son los consultorios cercanos, más que la cabecera del centro. Y aunque admitió la falta general de profesionales y el hecho de que “una ciudad tiene más fuerza”, reclamó que el centro de Ayerbe debe “estar bien dotado siempre” para no estar, como ahora, “saturado”.

José María Giménez, alcalde de Biscarrués, lamentó que “queden pocas cosas ya en los pueblos” y que ahora, con una médica que se quiere quedar, “nos quitan los pocos servicios que quedan”. Además, subrayó que muchos pacientes de la zona son mayores, “muchos ya sin carnet”, por lo que es más necesario contar con sanitarios suficientes que puedan visitar los pueblos.

El alcalde de Agüero, Antonio Castillo, calificó la decisión de Primaria de “intolerable” y criticó sobre que a las autoridades “se les llene la boca hablando de la España vaciada y esta médica quiere” continuar. “Pagamos los mismos impuestos que en las ciudades”, evidenció para reclamar los mismos servicios.

Y Jesús Torralba, regidor de Ardisa, afirmó que esta decisión es “hacer leña del árbol caído”, el medio rural que “tiene menos capacidad para responder” y al que “no le sirve de nada tener un pabellón estupendo si no tiene servicios esenciales”. 

Etiquetas