Huesca

'No fiestas' 

La suspensión de las fiestas de San Lorenzo no deja sin el tradicional almuerzo a los oscenses

Las calles de la ciudad se han llenado "de blanco y verde" desde primera hora de la mañana para almorzar

Uno de los grupos que se han dado cita para almorzar en la plaza Alfonso el Batallador
Uno de los grupos que se han dado cita para almorzar en la plaza Alfonso el Batallador
Pablo Segura

Sobre las 10:00 horas de la mañana de este lunes, las calles de la ciudad comenzaban a llenarse de oscenses, en su mayoría vestidos de blanco y verde, que un año más no renunciaban al tradicional almuerzo del día 9 de agosto, a pesar de que las fiestas de San Lorenzo vuelven a estar suspendidas un año más debido a la pandemia del coronavirus.

En grupos reducidos o divididos en diferentes mesas para cumplir con las restricciones establecidas (recordamos que actualmente el número máximo de personas por mesa en el exterior es de 10 personas), los grupos de familiares y amigos han llenado los bares de la ciudad para comenzar el día llenando el estómago. Unos encuentros que continuaban pasadas las 12:00 horas del mediodía y que pasaban del almuerzo al vermú.

“Es una pena vivir otro año sin fiestas, por eso tenemos que disfrutar, en la medida de lo posible, de estas fechas”, comentaba una de las personas que almorzaba en el Bar Brasil, ubicado en el Coso Alto de la capital altoaragonesa. Alegría, su propietaria, se mostraba “muy contenta” por cómo se ha desarrollado la mañana, ya que han tenido más clientes que el año pasado, “porque la gente está más animada y se siente más segura que el año pasado”, aunque recuerda que el establecimiento también recibió a un gran número de personas el 9 de agosto de 2020.

En este sentido, reconocía que “al no reservar, cuando unos clientes se levantan de una mesa, en seguida se llena por otros”, por lo que durante toda la mañana tenía el aforo ocupado. Además, se mostraba optimista en cuanto al resto de los días, especialmente este lunes y el día 10 de agosto, día de San Lorenzo. “Ya tengo bastantes clientes que me han dicho que van a venir durante estas jornadas, así que está animado”, expresaba satisfecha, si bien, consideraba “una pena esta situación”.

La plaza Luis López Allué, otro de los puntos neurálgicos de la capital oscense, continuaba acogiendo a personas pasadas las 12:00 del medio día. “Venimos ahora para quedarnos aquí lo que queda del día, porque no se puede hacer otra cosa”, comentaban los integrantes de una mesa de la zona, y como ellos, más personas que su único plan es “estar en la calle y disfrutando como se pueda de este día tan importante para la ciudad de Huesca”. También en este espacio se ha podido ver a algún grupo de jóvenes que no se ha olvidado de mancharse de vino sus camisetas.

Así mismo, tanto a las 12.00 horas como en los minutos posteriores, por toda la ciudad se han escuchado cohetes y petardos, en recuerdo del cohete anunciador que debería haberse celebrado, como en años posteriores, en la plaza de la Catedral, un espacio que durante toda la mañana ha estado cerrado al público para evitar así aglomeraciones no deseadas y seguir luchando contra los contagios por coronavirus.

Unos de los espacios con más establecimientos hosteleros en Huesca, la calle Padre Huesca y la plaza Alfonso el Batallador, también se encontraba “hasta la bandera”, apuntaba uno de los camareros de esta zona, y apuntaba que la mayoría de estos clientes “se sientan y no se levantan hasta el cierre”, una situación que también se dio durante la jornada del día 9 del año pasado.

Por su parte, encontrar un sitio en la plaza de los Fueros se ha convertido en misión imposible, puesto que los bares de ocio nocturno ubicados en este lugar tenían todas las mesas reservadas desde semanas antes de estas fechas, por lo que los propietarios de estos establecimientos insistían en que “quien no tenga reserva previa que no acuda”, de esta manera, se evita aglomeraciones tanto en los interiores como en el exterior de la plaza, y además, recuerdan que “no se puede vender bebidas a las personas que no estén sentadas”.

Etiquetas