Huesca

san lorenzo 2021

Huesca llama al sentido común ante un 9 de agosto nada laurentino

San Lorenzo está suspendido y hay un despliegue especial de Policía toda esta semana

Las fuerzas de seguridad vigilan especialmente las entradas y salidas a la ciudad estos días.
Las fuerzas de seguridad vigilan especialmente las entradas y salidas a la ciudad estos días.
Pablo Segura

Sanitarios e instituciones hacen un nuevo llamamiento para mantener la prudencia y seguir cumpliendo las normas de prevención contra la covid esta semana, en la que un año normal se hubiera celebrado el San Lorenzo. 

No hay fiestas por esta sexta ola de coronavirus y esta mañana la plaza Navarra amanecerá vallada y la de la Catedral lo hará con controles policiales para evitar aglomeraciones de personas que comenzarían la semana laurentina con el tradicional chupinazo.

La situación sanitaria no permite actos festivos en Aragón hasta final de septiembre y toca hacer un nuevo esfuerzo para prevenir contagios que luego puedan derivar en hospitalizaciones e incluso fallecimientos.

Los ingresos y las muertes han bajado sobremanera gracias a la vacuna, pero se siguen dando, toda vez que las fórmulas no son efectivas al 100 por 100.

Huesca ciudad encara, como tantas otras localidades de España, sus segundas “no fiestas” patronales. Lo hace con una incidencia a la baja desde hace días, pero, tras lo explosivo de esta sexta ola, se mantiene en valores que sobrepasan por mucho el riesgo muy alto: 317 casos por 100.000 habitantes a 7 días (el umbral para riesgo muy alto está a partir de 125) y de 758 a 14 días (desde 250 se considera muy alto).

En el plano hospitalario, el Hospital Universitario San Jorge atendía ayer a 52 pacientes covid, de los que 5 estaban en el área de cuidados intensivos. La cifra repuntó en las últimas 24 horas en 6 hospitalizados más (2 de ellos en UCI), truncando así la tendencia a la baja que se observaba en los cuatro días anteriores.

La situación actual no es la peor de la pandemia (llegó a haber 96 hospitalizados en San Jorge, 11 en UCI), pero dista mucho de los apenas 4 ingresados (1 en intensivos) de los primeros días de esta ola.

Sanidad muy tensionada y con temor a un rebrote

El Colegio de Médicos recordó que la incidencia a 14 días sigue en riesgo extremo pese a llevar varios días bajando y que “la carga asistencial sobre Primaria y el Hospital (San Jorge) es enorme, difícilmente sostenible. Además, estamos en periodo vacacional y no se puede contratar sustitutos porque no hay profesionales disponibles”, dijo Maite Villarroel, vicepresidenta de la entidad.

“Casi a diario muchos profesionales de los centros de salud deben atender de 50 a 70 pacientes; la ocupación hospitalaria sigue aumentando y en la UCI el 50 % de los pacientes son covid, sólo hemos estado peor en el pico de la primera ola“, manifestó.

Y en esta situación ya grave, un repunte por las “no fiestas” podría traer consecuencias muy dañinas para un sistema asistencial “ya muy tensionado”, advirtió Villarroel.

La vicepresidenta del Colegio hizo hincapié en que la vacuna protege en gran medida de la gravedad de la enfermedad, “pero no garantiza el no enfermar ni impide el contagio”. “Por ello rogamos a todos que extremen las precauciones para evitar los contagios, incluso más allá de lo permitido. Ayudémonos todos a superar esta difícil situación. Queremos que todos podamos celebrar muchos San Lorenzos en los años futuros”, dijo solicitando la ayuda de la ciudadanía para un objetivo común.

Mantener la actitud "ejemplar" de 2020

También el Ayuntamiento oscense apeló nuevamente a la responsabilidad de toda la ciudadanía, remarcando que la institución no organiza ningún acto esta semana.

El Consistorio, repitiendo un mensaje que ya ha lanzado en reiteradas ocasiones, pidió a los oscenses que “mantengan el comportamiento ejemplar” que ya tuvieron el año pasado, cuando San Lorenzo se tuvo que suspender por la pandemia.

Desde el Gobierno de Aragón se hace un llamamiento a la responsabilidad ante el inicio de lo que cualquier otro año hubieran sido las fiestas de San Lorenzo. Fuentes del Ejecutivo autonómico emplazan a los ciudadanos oscenses a mantener las medidas de higiene y distanciamiento social. 

“El final de la pandemia está más cerca gracias a la vacunación pero no debemos bajar la guardia y hay que extremar las precauciones”, añaden estas mismas fuentes.

Refuerzo del operativo policial

Para reforzar la vigilancia, la Junta Local de Seguridad acordó el lunes de la semana pasada un dispositivo especial, en la línea del verano pasado, primer San Lorenzo suspendido por el coronavirus. 

Unos 300 agentes de los cuatro cuerpos (Policía Nacional, Local, Adscrita a la Comunidad y Guardia Civil) velan desde el pasado viernes y hasta el día 15 de agosto para que las “no fiestas” sean efectivamente eso, “no fiestas”.

Este operativo controla tanto los accesos a la capital altoaragonesa como el respeto de las indicaciones sanitarias en la ciudad. Además de las medidas habituales (mascarilla, que sigue siendo obligatoria si no se mantienen las distancias y en interiores; distanciamiento social o higiene), en Huesca rige el toque de queda de 1 a 6 de la madrugada desde el 3 de agosto. El despliegue policial será más numeroso hasta este martes 10 de agosto, y se volverá a reforzar el fin de semana del día 15.

En resumen, de lo poco que habrá esta semana que rememore el espíritu laurentino serán la vestimenta blanca y verde, los almuerzos de este lunes o los actos religiosos

Eso sí, marcados estos últimos también por las limitaciones sanitarias en cuanto a aforo, por ejemplo. Toca esperar un año más para, como recalcan los sanitarios, celebrarlos “todos” en 2022.

Etiquetas