Huesca

CICLISMO

Homenaje al nacimiento en Huesca del ciclismo español y a sus pioneros

El Club Ciclista Oscense celebra una Brevet de un recorrido de 208 km el 11 de septiembre

Ciclistas cruzando el pantano de La Peña en la brevet Jaca-Manresa del pasado 10 de julio
Ciclistas cruzando el pantano de La Peña en la brevet Jaca-Manresa del pasado 10 de julio
S.E.

La Brevet 200km, denominada “Huesca, cuna ciclista”, tendrá lugar el 11 de septiembre en un recorrido de 208 kilómetros que rinde homenaje al nacimiento en Huesca del ciclismo español y sus pioneros.

Huesca, toda ella, la ciudad y la provincia, está sembrada de personas, personajes y hechos históricos relacionados y unidos, con mucha fuerza, al mundo del ciclismo. La hacen destacar, en gran manera, en todo el territorio desde hace más de 150 años. Desde los pioneros Mariano Catalán y Gregorio Barrio hasta los actuales corredores profesionales de ciclismo élite de nuestra provincia, son innumerables los acontecimientos y personas que la jalonan como cuna del ciclismo en España.

Solo hace unos años, en Huesca, se recordaron los hechos históricos que supusieron la realización de los dos primeros Velocípedos de toda España construidos por los oscenses Mariano Catalán y Gregorio Barrio,.

La realización de los dos Velocípedos fue consecuencia de proyectar y ejecutar unos dibujos y “planos” que D. Joaquín Costa, insigne montisonense, realizó en París en 1867, durante su estancia para asistir a la Exposición Universal.

La historia apunta que Costa, con 23 años, recibe el encargo por cuenta de la Diputación Provincial de Huesca de desplazarse hasta París para asistir a la Gran Exposición Universal.

Fue en las calles de la capital francesa cuando descubre estos interesantes vehículos -los velocípedos- impulsados por la fuerza humana, desplazando a las personas por la ciudad y entre localidades, como una nueva manera de transporte nunca vista hasta ese momento.

Así pues, Costa, llevado por su fuerte curiosidad, realiza unos dibujos bastante certeros del conjunto y de las partes más importantes de los mecanismos del mencionado artefacto y los guarda a buen recaudo.

A su regreso a Huesca, atiende sus compromisos con la Diputación Provincial, ofreciendo importantes datos e informes de lo visto y conocido en la Gran Exposición Universal de París.

Como no, fuera ya de su protocolo, menciona los dibujos de los velocípedos y este asunto, visto desde la sugerencia de personas afines al Casino de Huesca, le es emplazado a quien es el herrero-constructor de referencia en la ciudad, Mariano Catalán. Estos dibujos, ya en poder del herrero-constructor, son vistos como un reto curioso y, a su vez, complicado, aun siendo un profesional de reconocido prestigio.

Tras varios intentos que casi le llevan a la desestimación del proyecto, la luz se hace y, con la ayuda de su amigo Gregorio Simón, logran dominar aquel artilugio y realizar, en equilibrio, los primeros metros sobre la mencionada montura. Nadie antes había realizado tal hazaña en España: construir un velocípedo y montar en equilibrio sobre el mismo.

Esto sucede en 1867. Las primeras semanas del año siguiente se montan ya en metal los dos velocípedos definitivos de nuestros protagonistas. Y pronto se plantean realizar un gran viaje que tanto en Huesca como en Zaragoza, lugar de destino elegido, se hacen eco de la gesta, así como en la prensa de Madrid.

El viaje de Huesca a Zaragoza y regreso se realiza los días 20 y 21 de marzo de 1868. En su transcurso, así como en la construcción de los dos Velocípedos, es donde se descubre un importante hecho histórico: son Mariano Catalán como constructor y tripulante y Gregorio Barrio como tripulante los primeros ciclistas en España en construir los dos primeros Velocípedos, así como en realizar el primer viaje de Huesca a Zaragoza y regreso.

Nunca, hasta la fecha, se había realizado nada igual hasta este momento en toda España, lo que leva a Huesca a ser denominada “Huesca, cuna ciclista”. Casi veinte años después de la construcción del primer velocípedo por Mariano Catalán, estos vehículos se han transformado.

Siguiendo la tendencia de montar en estos velocípedos, ya bicicleta, entran en escena personas muy relevantes. Es la persona de D. Manuel Ricol Giner, desde la ciudad de Barbastro, a quién se le atribuyen todos los méritos sobre esta labor.

Manuel Ricol, natural de Castellote (Teruel, 1849), recala en Barbastro cuando aún era un niño y, desde esta ciudad, da a conocer con empeño las bondades de la práctica de este deporte. Ricol fue el fundador del primer Club Velocipedista de Aragón, en Barbastro y es conocido como el “Decano” de los Velocipedistas y ciclistas Nacionales.

En estas fechas, la primavera de 1893, Manuel Ricol ya es grandemente reconocido en muchas localidades de España por sus interesantes artículos y cartas al director, publicadas en revistas especializadas de tirada nacional, como la revista El Ciclista Revista de Sport de Barcelona.

En fecha 22 de abril de 1893, se dirige al director de la revista, D. Claudio Rialp: “Sabe Vd., mi querido Director, que la única carretera en mediano estado para nuestras excursiones es la de Huesca; por ella, pues, salimos constantemente, aún a riesgo de quedarnos “desmontados” y perecer entre el polvo”. Continúa detallando las distancias hasta localidades próximas, donde se cita con otros amigos ciclistas.

Se aprecia, de forma clara, el placer que provoca el pedalear con hasta 20 compañeros de estas y otras localidades y reunirse en el Mesón de Ciria, de Peraltilla, para el habitual almuerzo y, como no, comentar con entusiasmo las grandes gestas ciclistas en Francia de Charles Terront y Pierre Corre, como si fuesen los actuales Messi o Cristiano en el mundo del fútbol.

El protagonismo por la labor de promoción de este deporte, llevó a Ricol a todos los rincones de España. A su fallecimiento, en 1920, el reconocimiento a su labor fue unánime. El boletín oficial de la Unión Velocípeda Española remarcaba a Ricol como “un entusiasmo inagotable por y en pro del Ciclismo en España”, otorgándole el título de Decano del Ciclo Turismo en España.

Y estos son nuestros protagonistas: Joaquín Costa, Mariano Catalán y Manuel Ricol. Por ellos, por lo que fueron y representaron, por la trascendencia de su trabajo y por lo histórico para la provincia de Huesca, de sus actos se propone ahora unir sus localidades, Huesca, Barbastro, Monzón y Graus, con una prueba de cicloturismo: las denominadas “Brevet.

El recorrido

La prueba en cuestión, que se celebrará el 11 de septiembre bajo la denominación oficial de Brevet 200 km, tendrá el título “Huesca, Cuna Ciclista”.

La ruta unirá las localidades de nuestros protagonistas en un recorrido de 208 km: Huesca (km.0), Barbastro (km.51), Monzón (km. 68) Fonz: (km. 82), Graus (km.109), El Grado (km. 127), Barbastro (km. 145), Berbegal (km. 162), Pertusa (km. 175), Alcalá del Obispo: km. 195 y Huesca (km. 208).

La salida en la capital altoaragonesa tendrá lugar a las 8.00 horas y su hora límite de finalización serán las 21.30 horas del mismo día. Este Proyecto de realización denominación “Brevet” será con y bajo organización oficial del Club Ciclista Oscense y homologación oficial de Audax Club Parisienes. 

Etiquetas