Huesca

SAN LORENZO 2021

La mecha de todo lo que está por llegar

Sin chupinazo ni fuegos artificiales por segundo año consecutivo, aunque con cohetes conmemorativos

Jesús Martínez  de Pirotecnia Oscense.
Jesús Martínez de Pirotecnia Oscense.
Pablo Segura

La pirotecnia da la bienvenida y se despide de San Lorenzo cada año. Por eso, sin el cohete anunciador ni los fuegos artificiales parecería como si las fiestas laurentinas no terminasen de arrancar ni acabar del todo.

El estallido del cohete desata la alegría de todo lo que está por venir y los fuegos regalan una bonita imagen gracias a la cual cuesta mucho menos decir adiós a la semana de los oscenses.

Un año más, la capital altoaragonesa no tendrá pirotecnia del 9 al 15 de agosto porque no hay fiestas. “Yo no lo entiendo”, explica Jesús Martínez, de Pirotecnia Oscense. “En otras comunidades están haciendo fuegos en poblaciones mucho más grandes que Huesca y no ha habido ningún problema porque es una actividad al aire libre”, argumenta.

Desde la empresa encargada de prender la mecha de las fiestas, explican que el negocio se encuentra en un “punto crítico” porque, a excepción de dos trabajos puntuales, no han retomado su actividad en el Alto Aragón desde el inicio de la pandemia. “Hay sectores que han ido abriendo y cerrando, pero nosotros ya llevamos dos años enteros sin trabajar”, señalan.

Martínez ya piensa en recuperar la normalidad y en el próximo San Lorenzo: “Hay muchas ganas de que vuelvan las fiestas, no solo porque vivimos de ello, sino también porque somos de aquí y, para nosotros, son muy importantes, las vivimos de una manera muy especial”.

Igual que el año pasado, Pirotecnia Oscense ha preparado unos cohetes conmemorativos, tanto con como sin pólvora, para que los oscenses puedan dispararlos por su cuenta o guardarlos a modo de recuerdo.

Y es que ellos mismos se reivindican como “uno de los actos fundamentales” tanto en el inicio como en el final de San Lorenzo. “Formamos parte del espíritu de las fiestas laurentinas”, añade Jesús Martínez. Él solo pide que el próximo 9 de agosto le pille trabajando y con todo a punto para encender la mecha de todo lo que está por llegar. 

Etiquetas