Huesca

LA ENTREVISTA

Enrique Gómez Rivas: “Es una estrategia para almacenar dióxido de carbono en el subsuelo”

El investigador oscense de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Barcelona participa en la estrategia ‘Hubs and Cluster’

Enrique Gómez Rivas.
Enrique Gómez Rivas.
S.E.

En las últimas décadas, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera ha alcanzado niveles récord. Para reducir estas emisiones y combatir el cambio climático es necesario aplicar varias soluciones, entre ellas, la captura y el almacenamiento del CO2. Esto es exactamente lo que propone la estrategia “Hubs and Cluster”, desarrollada por investigadores de España, Reino Unido y Dinamarca.

Existen industrias cuya emisión de dióxido de carbono es muy alta y se va a la atmósfera. “Es una estrategia para incentivar la implementación de la captura y almacenamiento de CO2 en el subsuelo a escala nacional para descarbonizar actividades industriales que producen grandes emisiones”, explica el investigador de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Barcelona, el oscense Enrique Gómez Rivas. En lugar de llevarse a cabo de forma individual, el estudio contempla la vinculación entre industrias para compartir el esfuerzo, los riesgos y el coste económico de desarrollar el programa completo, y así alejar este gas de forma permanente de la atmósfera.

El nombre de la estrategia tiene su razón de ser. “El ‘hub’ o núcleo de emisiones está formado por un grupo de industrias cercanas que pueden capturar CO2 en vez de emitirlo a la atmósfera, mientras que un ‘clúster’ o red de captura y almacenamiento está constituido por ese grupo de fuentes emisoras más un almacén subterráneo apropiado para almacenar permanentemente el CO2 capturado”, comenta Gómez.

La metodología ha sido aplicada a modo de ejemplo a España, más concretamente al norte, debido a que es la zona en la que se concentra la industria pesada, así que tiene mayor potencial a la hora de reducir las emisiones y cumplir con los objetivos de descarbonización. Igualmente, es extrapolable a cualquier Estado firmante del Acuerdo de París.

El primer autor del estudio fue Xiaolong Sun, cuya tesis doctoral se dirigió en la Universidad de Barcelona. Enmarcado dentro de este proyecto, la estrategia fue concebida por Juan Alcalde y Javier Elío hace seis años, pero no se llevó a cabo hasta el confinamiento. “El trabajo se basa en el análisis y modelización numérica de datos de emisiones industriales de CO2, propiedades geológicas de los diferentes almacenes potenciales, y otros aspectos como costes económicos, datos disponibles del subsuelo, etc.”, especifica el investigador. El resultado es una red de proyectos de captura y almacenamiento de carbono que podrían ayudar a la descarbonización de una gran parte de la industria pesada española.

El artículo fue publicado en la revista Applied Energy con el objetivo de que el trabajo sea útil también para ingenieros, economistas y legisladores. Si se pusiese en práctica, este estudio permitiría reducir la emisión a la atmósfera de hasta 69 millones de toneladas de CO2 al año, “lo que equivale a un 21 % de las emisiones anuales”, especifica Gómez. 

Etiquetas