Huesca

TARIFAS ELÉCTRICAS

Un “auténtico drama” la subida de la luz para las empresas

El sector industrial de la provincia no puede modificar sus horarios y busca fórmulas de autoconsumo para que sus facturas no se descontrolen

Propietarios de El Encanto del Barrio, una frutería situada en el barrio del Perpetuo Socorro.
Propietarios de El Encanto del Barrio, una frutería situada en el barrio del Perpetuo Socorro.
Rafael Gobantes.

El precio de la luz sigue subiendo hasta alcanzar niveles históricos y el sector industrial oscense se lleva las manos a la cabeza. Especialmente aquellas compañías que hacen un uso intensivo de la corriente eléctrica, principalmente, las empresas químicas. “Un auténtico drama”, valoran, debido al ineludible utilización de grandes motores en intervalos de 08:00 a 17:00 horas en las momentos de carestía y afrontando a su vez una significativa subida de las materias primas.

Ocurre en Agralia Fertilizantes, fabricante de sustancias para el cuidado de la tierra y compuestos nitrogenados en el municipio de Altorricón. En el último año han percibido un ascenso irrefrenable del coste de sus materias primas. “Como una burbuja de precios”, lo califica Albert, director financiero de la empresa, que afecta finalmente al coste de la energía. Para la compañía no es sencillo modificar el proceso productivo, ya que alterar los horarios y turnos de los trabajadores podría resultar a la larga más caro, asegura Albert. Temen que si la situación continúa acabe por reducir el consumo de fertilizantes.

También sucede en el Grupo Gaypu, empresa oscense de ámbito internacional que ofrece servicios metalúrgicos integrales y en los últimos meses se ha visto lastrada por la escasez de acero.

Imagen del interior de las instalaciones del Grupo Gaypu, en Huesca.
Imagen del interior de las instalaciones del Grupo Gaypu, en Huesca.
Pablo Segura

“Lo vivimos con preocupación”, advierte Roberto Garzo, director general, a pesar de que se ven afectados de forma media, ya que no utilizan largos períodos de uso intensivo de la electricidad, pero los materiales de transporte destinados a barcos y camiones se han visto directamente afectados. Aún así han mantenido reuniones con la compañía porque “las tarifas y la planificación varían a una gran velocidad y la factura se resiente”, confirma Garzo.

En el 95% de los casos es inviable modificar los horarios de los trabajadores y derivar el consumo a horas valle por lo que su solución pasa por una instalación fotovoltaica en el tejado de las naves.

“Viendo que el precio del kilovatio cada día que pasa es más caro en el mercado, la única forma es consumir menos kilovatios en la red y para ello lo mejor es producírtelos tú; tu energía fotovoltaica. Todos los grandes consumidores van hacia el autoconsumo y los medianos deduzco que también”, sentencia el director general.

Salvador Cored, representante de Ceos-Cepyme, insta a buscar la eficiencia energética al máximo de cada máquina, ya que en la mayoría de casos los transformadores y la plantilla no pueden adaptarse a los ritmos nocturnos. 40 empresas de la zona comparten junto a otras 1.000 de diez provincias nacionales, un contrato de energía de bajo coste que posibilita una producción más económica. A pesar de las prórrogas convenidas por la pandemia, deberán asumir su renovación a finales de año, algo que preocupa sobremanera a la industria oscense.

El Grupo Gaypu ve como las tarifas y la planificación cambian a gran velocidad y la factura se resiente.
El Grupo Gaypu ve como las tarifas y la planificación cambian a gran velocidad y la factura se resiente.
Pablo Segura

Pero no solo a ellos. Gran parte de los autónomos de la provincia se han visto severamente afectados por la subida del coste eléctrico. Algunos “están asustados” porque “no saben lo que van a pagar”, advierte Avelina Bellostas, representante de CEAT Huesca. Anteriormente fijaban una dotación destinada al gasto de suministro eléctrico, en la actualidad, la constante variación de subidas y facturas ha generado un clima de incertidumbre en todos ellos, asegura Bellostas en nombre de las familias.

“En casa, las rutinas han podido cambiar, pero no nuestro ritmo de vida”, sostienen en CEAT. Todos los electrodomésticos que aportaban un plus de comodidad, es lo primero de lo que se ha prescindido, además de que pequeñas empresas de autónomos que tenían como objeto fabricar instalaciones de energía de consumo renovable, de pronto han crecido de forma exponencial ante la demanda.

“Sabemos cuánto te cuesta la instalación, cuánto necesitas y que puedes amortizarla en cinco años, estos cambios sí se han visto y en estas empresas la demanda es superior a la oferta”, asume Avelina.

En el Encanto del Barrio, una pequeña frutería situada en el Perpetuo Socorro, tienen una cámara de fruta, tres congeladores y un mural de quesos y lácteos funcionando las 24 horas. Inmaculada, su propietaria ya lo ha notado en la factura, que ha subido con respecto al año pasado un “30 o 40 por ciento”, afirma.

Por ello, consideran que para los pequeños autónomos ha sido un mazazo que “sale del bolsillo de cada uno” y que no puede afectar a los precios de los clientes porque “eso no ayuda a nada”, lamenta Inmaculada. 

Etiquetas