Huesca

ARQUEOLOGÍA

El campus de Huesca dirige una excavación que llega a su fin tras dos décadas

Lourdes Montes y Rafael Domingo han estado al frente de los trabajos

Excavaciones en la cuenca del río Arba de Biel
Excavaciones en la cuenca del río Arba de Biel
U.Z.

Las campañas arqueológicas en la cuenca del río Arba de Biel dirigidas desde el campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza, que han permitido identificar y estudiar un conjunto de asentamientos prehistóricos en las Altas Cinco Villas de entre hace 15.000 y 4.000 años, han concluido este verano, tras dos décadas de trabajo.

Los arqueólogos del grupo de investigación Primeros Pobladores del Valle del Ebro Lourdes Montes y Rafael Domingo, que tienen su base en el campus oscense, han dirigido las excavaciones, que han permitido completar geográficamente el estudio de los modos de vida de esa época a lo largo de todo el Prepirineo, desde Álava a Cataluña, pasando por Navarra y la provincia de Huesca, que ya contaban con investigaciones previas.

Los nombres de los yacimientos son Legunova, Peña-14, Valcervera, Rambla de Legunova y Paco Pons y en ellos se ha excavado suelo en catorce niveles -dos de ellos funerarios-, con ocupaciones prehistóricas de distintas épocas, que abarcan siete periodos culturales diferentes -Magdaleniense, Aziliense, Sauveterriense, Mesolítico de muescas y denticulados, Mesolítico geométrico, Neolítico y Calcolítico- y más de 10.000 años, ha informado la Universidad de Zaragoza en una nota de prensa.

Los arqueólogos han subrayado que estos yacimientos constituyen un “conjunto privilegiado” por la disponibilidad en un mismo valle de una amplísima secuencia de ocupación -se encuentran todos ellos en un radio de 10 kilómetros-, que hace posible analizar las distintas estrategias tecno-económicas adoptadas por aquellas comunidades, sus adaptaciones a un contexto medio ambiental cambiante y algunos rasgos de su evolución socio-cultural. 

Etiquetas