Huesca

NUEVO CURSO

Los pisos de alquiler en Huesca se llenan ante el regreso de las clases

La presencialidad en la Universidad genera una alta demanda en los estudiantes 

Vive Inmobiliaria Huesca atiende las peticiones que llegan de jóvenes estas semanas de agosto.
Vive Inmobiliaria Huesca atiende las peticiones que llegan de jóvenes estas semanas de agosto.
Rafael Gobantes

El alquiler vuelve a ponerse de moda en Huesca una vez que la nueva normalidad empieza a instalarse en las vidas oscenses. Principalmente para los estudiantes, que el año pasado fueron reticentes a compartir piso, pero este regresan a sabiendas de que la Universidad apuesta por las clases totalmente presenciales. Las inmobiliarias reciben continuas llamadas en estas últimas semanas de agosto y esperan seguir atendiendo a los más tardíos, que cerrarán su matrícula a mediados del mes de septiembre.

Vive Inmobiliaria Huesca retoma el pulso de otros años tras el extraño curso pasado en el cual “se retrasó todo”, comentan. Javier es el comercial que está llevando la parte de alquileres y estos días “está firmando contratos a diario”, señala. Habitualmente los clientes son estacionales, el perfil que predomina ahora mismo son jóvenes que están a pocas semanas de comenzar las clases. De igual manera profesores que buscan asilo e incluso funcionarios y militares que se incorporan ahora en septiembre. “Las familias y parejas se mantienen más estables durante todo el año”, apunta Javier.

En Fincas Osca tuvieron un importante repunte en el mes de junio, cuando los pisos empezaron a liberarse al terminar el curso. Ahora “llaman los estudiantes más rezagados”, indica Gemma, que ha recibido considerables llamadas esta semana. Esperan al segundo empujón de septiembre porque el año pasado muchos se echaron para atrás, y este curso “la situación es diferente”, señala Gemma, que también nota el crecimiento de los alquileres para familias frente a la venta de pisos.

Tras las dudas generadas por la covid, Su Vivienda Huesca instaló una cláusula en los contratos que, en el caso de no poder habitar el piso debido a los confinamientos, permitirá prescindir del pago del alquiler. Este martes recibieron a un médico y un profesor, también han llegado trabajadores de Amazon y profesores, “pero los estudiantes es lo que más prevalece ahora mismo”, indica Susana, gerente del establecimiento. Para las próximas semanas de septiembre, espera “otro fuerte tirón”.

“Se empiezan a mover desde San Lorenzo en grupos de tres o cuatro jóvenes, no como el curso anterior, que evitaban compartir y solo adquirirían pisos de una o dos personas”, remarcan desde Garlan Servicios. Esperaban un “boom” más fuerte, pero su oferta es amplia y puede variar en unos días. “Es difícil preverlo, de un día para otro pueden liberarse y tendremos más pisos en cartera porque Huesca es una ciudad de estudiantes”, concluyen.

El Campus de Huesca repetirá este año los criterios sanitarios que se aplicaron el curso pasado en la Universidad. La matricula a distancia vuelve a ser obligatoria, está previsto que las clases se mantengan presenciales durante todo el curso, al igual que el uso de mascarilla en las aulas y la ventilación continua. Hay dispuestas medidas de apoyo y aulas espejo en caso de que surja un brote pero, en caso de darse, todos los grados, másters y títulos propios dispondrán de tecnología “streaming” para atender todas las necesidades estudiantiles. A pesar de todo, advierten desde la Universidad, “como ya sabemos, la situación es cambiante y estamos preparados para asumir cualquier imprevisto”. 

Etiquetas