Huesca

CORONAVIRUS

La era de las vacunas, ¿por qué hay casos y muertes?

Las residencias de la Comunidad reflejan 36 brotes y 17 hospitalizados

Trabajadora de la residencia Avenida, de Huesca, ayuda a una residente a desplazarse.
Trabajadora de la residencia Avenida, de Huesca, ayuda a una residente a desplazarse.
P.S.

El Servicio Aragonés de Salud (SALUD) arrojó el pasado jueves los datos semanales con respecto a los brotes en residencias de mayores y que Salud Pública agrupa por ondas epidémicas, en el caso de la actual, la sexta desde el 28 de junio.

En estos momentos, en las residencias de mayores de Aragón hay 36 brotes abiertos, que afectan a 467 personas: 383 residentes y 84 trabajadores, todos ellos positivos en coronavirus. En cinco centros solo hay afectados residentes; en 14 solo hay trabajadores positivos, y en 17 hay trabajadores y residentes. Además, en 16 de las residencias mencionadas solo se ha notificado un caso positivo.

A día de hoy, hay 17 personas hospitalizadas. Desde que comenzó esta sexta onda epidémica el 28 de junio, han fallecido 47 personas en residencias de mayores de la Comunidad. Hay que tener en cuenta que el incremento no corresponde únicamente a los últimos siete días, sino que ha habido un ajuste de los datos de la semana anterior.

Afección a los mayores

Un sistema inmune deteriorado que, aunque tengan la pauta completa, hace a los mayores responder peor a las vacunas; una variante más transmisible y la reapertura, explican el regreso del coronavirus a las residencias. Pese a ello, la letalidad ha caído al 9,2 % tras superar el 21 % durante las peores fechas de 2020.

Entonces no había vacunas; sin ellas, el escenario vivido ahora habría sido parecido, o peor, al de la primera ola, pues a la virulencia del Sars-CoV-2 con los mayores se uniría el agravamiento de las secuelas que les deja el aislamiento, señala el presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), José Augusto García Navarro.

La incidencia en las residencias ha aumentado porque también lo ha hecho fuera; pero la mayoría son casos asintomáticos o muy leves, “molestias” que nada tienen que ver con los graves síntomas que acababan muchas veces en muerte, prosigue Julián Domínguez, portavoz de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph).

Si las vacunas han adquirido tanta eficacia, ¿por qué hay muertes en las residencias cuando el 99,5 % de sus usuarios está completamente vacunado?

Factores asociados

Ninguna vacuna, ni la del coronavirus ni otra, tiene una eficacia del cien por cien porque, explica Eva Martínez-Cáceres, vicepresidenta de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), hay pacientes con sistemas inmunitarios que, como el de los mayores, responden peor -o incluso no lo hacen en absoluto- a estos fármacos.

Un reciente estudio con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y publicado por Science Immunology revela que la edad aumenta la frecuencia de tener una respuesta inmune alterada que impide afrontar la covid-19 y que el 20 % de los mayores de 80 años que pasan la enfermedad grave tienen autoanticuerpos que inhiben la respuesta del sistema inmune.

Factores a los que hay que sumar otro: son personas con multitud de patologías asociadas que se infectan más y desarrollan una enfermedad más grave: los mayores en residencias, según datos de la SEGG, tienen de media 7 enfermedades crónicas activas -en la mayor parte de casos en un estado muy avanzado- y consumen de media 11 fármacos.

La última estadística que publica semanalmente el Imserso, del 16 al 22 de agosto, revela que se han detectado 941 casos positivos mediante 20.657 pruebas, con una positividad del 5 % (la mitad que la del conjunto de España, que es del 10,37 %). En este mismo periodo han muerto 745 residentes por todas las causas, de los cuales 149 eran mayores con covid.

Concienciarnos de que el coronavirus no se ha ido. Tenemos que saber que vamos a convivir más tiempo con el virus, que nos queda mucho partido por jugar y que lo que toca es insistir en la vacunación de aquellos pocos trabajadores que no lo han hecho y de sus visitas”, concluye el presidente de la Segg, José Augusto García Navarro.

Etiquetas