Huesca

Premiados dos investigadores vinculados a Magisterio

Raquel Lozano y Sergio Cored brillan con trabajos sobre educación y TIC

Raquel Lozano, en el centro, quedó primera.
Raquel Lozano, en el centro, quedó primera.
S.E.

Raquel Lozano y Sergio Cored, dos investigadores vinculados a la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación del Campus de Huesca, han sido galardonados por sus respectivas investigaciones doctorales en el marco de los Premios Santander de innovación docente y nuevas tecnologías.

Los “usos problemáticos de Internet en la adolescencia” centran el estudio de Lozano, que se formó en el Campus oscense e inicia allí este curso su etapa como docente. Por su parte, un programa educativo, dirigido a alumnado con autismo, ocupa el trabajo que Cored viene realizando en la sede altoaragonesa de la Universidad de Zaragoza.

El rector de esta institución académica, José Antonio Mayoral, y el responsable territorial del Banco Santander, Rubén Alejandro Marcos, acompañados por el profesor José Luis Alejandre, director de la cátedra sobre TIC y docencia que impulsan ambas entidades, fueron los encargados de entregarles los galardones, junto al resto de los premiados, en un acto celebrado en la capital aragonesa.

En el apartado de Proyectos de Tesis Doctorales sobre el uso de las TIC en la docencia, que contó con 16 candidaturas de investigadores de las cuatro universidades que conforman Campus Iberus, Raquel Lozano recibió el primer premio.

La investigadora, que ya fue galardonada por el Ministerio de Educación por su brillante trayectoria en el grado en Magisterio en Educación Primaria, muestra su ilusión por este premio Santander. “Es el primero que me dan al proyecto de tesis y me hace mucha ilusión ya que, aunque todavía no está acabada, parece que pinta bien”, comenta.

De su trabajo destaca como uno de los resultados “más interesantes” que está comprobando que “la adicción a internet cada vez está creciendo más y cómo los participantes, aunque aún no son adictos a la red están a un paso de serlo”. Así, aclara que “todavía no se trata de una muestra patológica desde el punto de vista de la psicología clínica, pero estamos como en la última frontera, un pasito más y tendremos una tasa de adicción realmente alarmante”, advierte.

Además, “esta creciendo mucho el rol mixto en ciberacoso. Primero se inician como víctima y después se convierten en agresores, y es algo que está sucediendo sobre todo en Europa. En Australia llevan muchos años con proyectos de intervención, y han conseguido controlarlo, y es algo que podíamos imitar”.

Sergio Cored también fue distinguido en el apartado de Proyectos de Tesis Doctorales sobre el uso de las TIC en la docencia. “Valoramos mucho el apoyo de la cátedra Santander porque nos ayuda en nuestra labor de investigación ya que muchas veces no recibimos el respaldo público necesario”, plantea.

Su tesis doctoral se centra en el diseño e implementación de un programa de habilidades sociales para personas con trastornos del espectro autista (TEA). “La peculiaridad es que el estudio está fundamentado en las tecnologías del aprendizaje conocimiento. Hemos utilizado unos ‘wearable’, unos dispositivos electrónicos, en nuestro caso unas pulseras, que miden algunos datos fisiológicos que nos permiten ver cómo se encuentran las personas con autismo en cada momento”, indica.

Su propuesta se llevó a cabo el curso pasado en el Ceip Alcoraz de Huesca, “un colegio público de atención preferente TEA”, en el que se trabajan habilidades sociales con niños autistas.

Etiquetas