Huesca

TRÁFICO 

Una colisión en la A-23 provoca una retención de más de dos kilómetros

El corte de un carril durante casi una hora supuso la única afección en las vías altoaragonesas

El tráfico de la A-23, en sentido Huesca, se vio afectado por una retención debido a una colisión.
El tráfico de la A-23, en sentido Huesca, se vio afectado por una retención debido a una colisión.
Rafael Gobantes.

En las primeras horas de la operación especial de tráfico con motivo del puente del Pilar tuvo lugar el primer incidente -y único durante la tarde de este viernes- en las carreteras altoaragonesas. A las 18.30 horas, una colisión entre dos vehículos en el punto kilométrico 3,44 de la A-23, en sentido Huesca, provocó una importante retención en la autovía que tuvo una dimensión de más de dos kilómetros.

Tan solo ha habido que lamentar daños materiales y el corte al tráfico del carril derecho de la vía, lo que desencadenó en la única retención de la tarde en el Alto Aragón. El tramo cortado ha vuelto a reabrirse a las 19.22 horas.

En el resto de las carreteras de la provincia no se han observado más incidentes durante la primera jornada de operativo especial, que comenzó a las 15 horas de l viernes y finalizará el martes, 12 de octubre, a las 24 horas.

Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) se informó que durante estos días festivos se cuenta con “la máxima disponibilidad de medios humanos” para dar cobertura a todos los desplazamientos que se producirán.

Además, la previsión para este operativo especial de tráfico del puente del Pilar 2021 es de 580.000 desplazamientos por las carreteras aragonesas, superando, incluso, las previsiones de tráfico de las operaciones especiales del mes de agosto.

Las tardes del viernes, de este domingo y del martes, junto con la mañana de este sábado son los momentos en los que se prevé una mayor intensidad en el número de desplazamientos.

Consejos de seguridad vial

La DGT advierte de los fenómenos meteorológicos que “nos pueden sorprender en carretera”, como la lluvia, la niebla y el viento. Además, también indica que “la noche alarga”, aumentando el riesgo de accidente, “al ser más peligrosa la conducción nocturna”.

Por ello, desde el organismo instan a “tener el vehículo a punto, previendo especialmente las posibles condiciones meteorológicas adversas”, disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad “si se dieran las condiciones adversas” y, en todo momento, “prestar atención a la conducción”.  

Etiquetas