Huesca

VIVIENDA

El alquiler cae un 2,42 % en el tercer trimestre en la provincia de Huesca

Aragón fue la séptima autonomía con la mensualidad más cara

El precio de la vivienda en alquiler en España cae en enero un 0,7% interanual, según fotocasa
El precio de la vivienda en alquiler en Huesca cae este trimestre un 2,42%
D.A.

El precio medio del alquiler en Aragón aumentó un 0,8 por ciento en el tercer trimestre del año respecto al anterior, aunque cayó un 3,75 % respecto al mismo periodo de 2020 y se situó en 8,02 euros por metro cuadrado, según el último informe del portal pisos.com.

Por provincias, en las tres aragonesas cayó el precio trimestralmente, siendo Huesca donde más bajó, un 2,42 % y hasta los 5,64 euros por metro cuadrado; seguida de Zaragoza, donde disminuyó un 1,13 % para situarse en 7 euros por metro cuadrado, y de Teruel, donde bajó un 1,01 % y el precio fue de 3,91 euros por metro cuadrado.

En España el precio medio del alquiler subió un 1,87 % en el tercer trimestre respecto al anterior, según este informe, que subraya que aunque "está comenzando a repuntar de forma tímida, sigue siendo más barato ser inquilino hoy que hace un año".

A tenor de sus cálculos, el precio medio del alquiler fue de 9,81 euros por metro cuadrado (m²), cifra que marcó una subida del 0,82 % en el último mes, si bien cayó un 1,38 % frente a septiembre de 2020.

Por capitales de provincia, dos superaron los 16 euros/m², San Sebastián (16,69 euros/m²) y Barcelona (16,44 euros/m²), mientras que Zamora fue la más barata, a 5,45 euros/m².

No obstante, las regiones más caras para vivir en este régimen en septiembre de 2021 fueron Madrid (12,42 euros/m²), Baleares (11,38 euros/m²) y Cataluña (10,91 euros/m²), en tanto que las rentas más económicas estuvieron en Castilla y León (4,61 euros/m²), Extremadura (5,20 euros/m²) y Castilla-La Mancha (5,40 euros/m²). Aragón fue la séptima autonomía con la mensualidad más cara.

En opinión del director de estudios de pisos.com, Ferrán Font, la evolución de estos precios está supeditada, entre otros factores, a los cambios legislativos recién anunciados, como la futura Ley de Vivienda.

"Poner trabas a los propietarios podría derivar en un efecto de desinversión, sobre todo, en grandes tenedores, que huirían a otros lugares con una fiscalidad más ventajosa", sostiene Font.

Por este motivo, considera que "se debería poner el foco en el alquiler social, pero no obligando a los promotores a reservar suelo que han comprado en el mercado libre, sino cediéndolo desde las administraciones públicas". 

Etiquetas