Huesca

VOLUNTARIADO

Eduardo Buj Lambán: “Lo más importante son los valores, que me han hecho ser mejor persona”

El joven empezó a colaborar con Cruz Roja en pleno confinamiento

Eduardo Buj Lambán, durante sus labores como voluntario de Cruz Roja.
Eduardo Buj Lambán, durante sus labores como voluntario de Cruz Roja.
S.E.

¿Qué te llevó a ser voluntario?

La primera y más fuerte razón fue la covid y el confinamiento. La segunda, el plan Cruz Roja Responde junto al Ayuntamiento, que conocí gracias a un amigo. Decidí ayudar en la crisis sanitaria, sin saber las experiencias que me iba a llevar y a la cantidad de gente que desde esta institución íbamos a ayudar.

¿Por qué motivo elegiste esta entidad?

Porque en el peor momento fue la primera que se puso a ayudar. Ya conocía parte de sus actividades y lo no dudé.

¿Qué te reporta esta labor?

No hay labor que más reporte. Llevo ya casi dos años, llenos de experiencias, algunas buenas, otras malas, y otras durísimas… Me he llevado vivencias que no podría haber vivido de otro modo, desde un reparto de mascarillas a ser socorrista terrestre en conciertos y partidos. Pero lo más importante han sido los valores de solidaridad, generosidad, esfuerzo, trabajo, vivir con una sonrisa, que todos somos iguales, aguantar en los malos momentos... Me han hecho ser mejor persona.

¿Por qué animarías a otros a ser voluntarios?

Encontrarán muchas personas increíbles. Te vas a sentir en familia. Por la cantidad increíble de experiencias y porque enseña a valorar el tiempo y las pequeñas cosas.

¿Cuál ha sido el momento más duro?

El 16 de abril de 2020. Mi primera acción y en pleno confinamiento. Era un reparto de vales de comida. En Cruz Roja nos explicaron la actividad, que era repartir vales de comida a familias necesitadas. Llegué al hogar, que estaba en mi barrio. Se me vino el mundo abajo y me entraron ganas de llorar porque apareció una chica joven, con dos niños, que dependían del vale. Estaba paralizado hasta que la señora esbozó una sonrisa y me hizo reaccionar y sacar otra sonrisa, ponerme a hablar con ellos para amenizarles el confinamiento y darles esperanzas. El ver la pobreza tan cerca de mi casa, en una persona joven y con niños, me dejó marcado. 

Etiquetas