Huesca

proyecto pendiente

Denuncian el "despropósito continuo" que rodea a la "supuesta construcción" del nuevo parque de bomberos

Los trabajadores del servicio de extinción de incendios y salvamento del Ayuntamiento de Huesca critican la gestión política sobre estas instalaciones

Actuales instalaciones del Parque de Bomberos de Huesca.
Actuales instalaciones del Parque de Bomberos de Huesca.
Rafael Gobantes

Los trabajadores del servicio de extinción de incendios y salvamento del Ayuntamiento de Huesca han denunciado este lunes el “despropósito continúo” que supone la gestión política que se está haciendo para la “supuesta construcción” del nuevo parque de bomberos.

A través de un comunicado, estos empleados han advertido de que el Consistorio no hace realidad esta instalación, que han asegurado que ya les prometió en su día Fernando Elboj siendo alcalde de Huesca en el año 2009. El nuevo parque no llega “a pesar de tener en Consistorio los terrenos por dos veces adjudicados y de contar con el dinero para la construcción”. La instalación, han apuntado, "está prevista que se pague con el dinero recibido del consorcio de seguros Unespa".

 A estos puntos han añadido que el Ayuntamiento también recibió “un requerimiento por parte de Inspección de Trabajo en el que se dice que las instalaciones actuales no cumplen de manera flagrante con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales”.

Así, han recalcado dichas fuentes que, pese a todos estos aspectos, el Concejo oscense “es incapaz de llevar a cabo la construcción del nuevo parque para desesperación de los trabajadores del servicio, que sufren cada día el estado lamentable de unas instalaciones en las que tienen que realizar su trabajo”.

En su opinión, “todo invita a pensar, que el alcalde Luis Felipe no tiene ningún interés en la realización de este parque de bomberos y que se trata de una nueva promesa incumplida por su parte” y han recordado que “por dos veces se ha convocado a la prensa para dar fechas estimadas de inicio de las obras y se han incumplido los plazos hasta el punto de estar en el mismo punto que nos encontrábamos hace ya 5 años sin que en nada se haya avanzado”. 

Estos trabajadores han expuesto que la promesa de esta instalación “empezó a tomar cuerpo en el año 2017, en el que ya estaba decidido que el nuevo parque de bomberos se iba a ubicar en unos terrenos municipales cercanos al antiguo cuartel Sancho Ramírez”. Según han relatado en la nota de prensa, en aquel entonces se sacó a concurso la redacción del proyecto previo al que se presentaron un total de 5 propuestas y se adjudicó a una de las empresas, que resultó la ganadora del concurso en la correspondiente mesa de contratación.

Pocas semanas después, han planteado, los bomberos se enteraron a través de la prensa que en ese terreno se iba a construir el nuevo cuartel de la División Castillejos. Asimismo, han indicado que en noviembre de 2017 el Ayuntamiento anunció un acuerdo con la DPH para la cesión de una parte del terreno del vivero provincial y poder acometer la construcción del nuevo parque de bomberos. Finalmente, “ese terreno no era propiedad de la diputación sino del ministerio de Hacienda, y se hace necesario depurar un expediente patrimonial para proceder a la mencionada cesión en el que los plazos se van alargando de manera exagerada”, argumentan.

Posteriormente, han continuado, llegaron las denuncias interpuestas en la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social frente al Ayuntamiento de Huesca, “reflejando múltiples incumplimientos de las instalaciones en materia de prevención de riesgos laborales”.

Además, han señalado, “en enero de 2021, los bomberos se enteraron por medio de la prensa, que el proyecto de construcción del nuevo parque ahora se ha convertido en un ‘centro de emergencias’ que pretende albergar también a la policía local, con lo que el proyecto previo de parque, por el que el Ayuntamiento había pagado 36.000 euros en 2017 ya no era válido”.

También han advertido de que "el capítulo de inversión en los presupuestos municipales del servicio de extinción de incendios sigue estando a cero a día de hoy y el ayuntamiento únicamente invierte desde hace ya muchos años en el servicio el dinero que consigue recaudar de otras administraciones como DPH y DGA, esperando que sean estas las que soporten el coste de un servicio que la constitución le obliga a prestar".

Por el camino, han criticado, "se han perdido subvenciones provenientes de otras administraciones públicas debido a la incapacidad de gestionarlas y a retrasos sucesivos sin ninguna responsabilidad depurada, como los 130.000 euros que se perdieron de una subvención de la DGA para la adquisición de un nuevo camión para el servicio". 

De nuevo, este año los bomberos han asegurado que temen "que se vuelva a perder la subvención proveniente de la DGA ya que no se va a conseguir justificar en tiempo y forma la inversión del dinero cedido por lo que se deberá devolver. La situación de colapso administrativo del ayuntamiento es total".

Por todos estos motivos, los trabajadores del servicio de extinción de incendios y salvamento han anunciado que acudirán al próximo pleno municipal, que tendrá lugar mañana, para protestar. “Ni los ciudadanos ni los bomberos se merecen esta nefasta gestión política que roza ya el surrealismo”, han concluido.

Etiquetas