Huesca

POLÉMICA

Renuncia el jefe de bomberos nombrado el viernes por Luis Felipe

Critica la falta de medios y personal, y que el Ayuntamiento no escuche propuestas

Reciente protesta de los bomberos en el pleno del Ayuntamiento de Huesca
Reciente protesta de los bomberos en el pleno del Ayuntamiento de Huesca
Rafael Gobantes

El inspector-jefe de bomberos nombrado interinamente por el Ayuntamiento el viernes presentó este lunes su carta de renuncia debido a las carencias de personal, material y vehículos, y a que el Consistorio no escucha las posibles soluciones que ha planteado mientras ha desempeñado la función de inspector-jefe en diferentes momentos en los últimos años.

El nombramiento fue del viernes pasado y el inspector-jefe interino, José Luis Rivas, presentó este lunes en registro su renuncia. Su negativa a ocupar puestos de superior categoría al suyo de oficial se enmarca dentro de las protestas que, desde hace años, hay por la falta de medios en el Speis. La renuncia, como él mismo indica en la carta, supone su vuelta a hacer guardias. También actuaba de jefe de intervención e igualmente desiste.

Entre los motivos que alega, está el “nulo caso” que el Ayuntamiento ha prestado a los diferentes informes que ha remitido al Consistorio los últimos años, durante los que ha sido inspector-jefe en diversos momentos. Advertía de la situación del Speis en esos informes, “sin que se escuchen y acepten las posibles soluciones o reciba solución alguna a ninguno de los muchos problemas”.

Entre ellos, el renunciante alude a la renovación de la flota de vehículos, “con más de 20 años de antigüedad”; a la compra de ropa para el personal -remarcando que en este caso se trata de equipos de protección- o a la renovación de herramientas de trabajo. También cita la estructura del servicio para la coordinación con la DPH y la mejora de los procedimientos de trabajo con otras áreas municipales.

El renunciante repara en la “importante carencia de personal” porque no se cubren las vacantes y/o bajas en el personal de guardia, 4 de una plantilla de 35. Añade que el personal es “insuficiente” para cumplir con los compromisos del Ayuntamiento con otras Administraciones, “como la DPH”, con la que hay un convenio de colaboración. Sin embargo, como se afirma en la carta del dimisionario, la falta de personal lleva a que “se incumplan los convenios que se firman”.

Los puestos de mando no son ajenos a la situación. “No se cubren y eso genera acumulaciones de tarea en una o dos personas, cuando los puestos deberían ser 4”, explica, lo que lleva a “aumentos de las jornadas (...) sin que se puedan compensar (...) puesto que no hay personal”.

Tras exponer que no se puede mantener un servicio con inversión 0, afirma que “no se entiende que un dirigente político intente desprestigiar a los trabajadores a su cargo (en alusión a Luis Felipe y sus declaraciones) y, a posteriori, pretenda descargar la gestión de ese personal, cabreado, en otra persona”.

El Ayuntamiento declaró que este martes decidirá qué hacer con la renuncia. 

Etiquetas