Huesca

HUESCA

La Real Academia de Medicina de Zaragoza rinde tributo a Fidel Pagés en Huesca

El 4 de noviembre participa en una sesión celebrada de forma conjunta con el Colegio Oficial de Médicos

Luis Miguel Tobajas, presidente de la Real Academia de Medicina de Zaragoza.
Luis Miguel Tobajas, presidente de la Real Academia de Medicina de Zaragoza.
S. E.

La Real Academia de Medicina de Zaragoza y el Colegio Oficial de Médicos de Huesca celebran este jueves, 4 de noviembre, una sesión conjunta con la que se quiere poner en valor la figura del facultativo oscense Fidel Pagés Miravé.

Luis Miguel Tobajas, presidente de la Real Academia de Medicina de Zaragoza, explica que se eligió 2021 para esta cita en la capital oscense “porque este es el año en el que se cumplen 100 años desde que Fidel Pagés Miravé descubrió la anestesia epidural que tanto beneficio ha proporcionado a las mujeres y a la humanidad”.

También en 1921, expone, se descubrió la vacuna de la tuberculosis, la BCG. “Son dos hitos importantes en la historia de la medicina. La tuberculosis era una terrible enfermedad hasta que con la vacuna se logró parcialmente, hasta el descubrimiento de los antibióticos, controlar sus efectos”, detalla.

Sobre el descubrimiento de Fidel Pagés Miravé expone que para él representa “un hito importantísimo porque no es un hecho casual. La gente piensa que la descubrió por casualidad, pero no es así”.

De Fidel Pagés Miravé comenta que fue “un gran médico, muy estudioso y muy preocupado por el sufrimiento de los enfermos”, que mayormente en su ámbito eran militares. “Se dio cuenta, en su oficio de médico militar, del dolor que padecían los soldados con amputaciones, sobre todo en su estancia en el norte de África, fundamentalmente en Melilla”.

Por ello, “intentó paliar por todos los medios ese dolor y sufrimiento y aportó una iniciativa, que además estuvo cuestionada en su autoría, aunque después el tiempo le dio la razón. Fue el primero que estableció la anestesia epidural o ‘anestesia metamérica’, a nivel mundial, un hecho importantísimo”.

El evento en la capital oscense, señala Luis Miguel Tobajas, contará con la solemnidad que tienen siempre las sesiones de la Real Academia de Medicina de Zaragoza y será retransmitida por el Colegio Oficial de Médicos de Huesca por vía telemática.

El altoaragonés José Ignacio Castaño, natural de Tamarite de Litera y Académico de Número de la Real Academia de Medicina de Zaragoza, impartirá en la sesión la ponencia ‘Crisis del sistema sanitario: ¿problema estructural o coyuntural?”.

El director provincial de Sanidad en Huesca, quien además es el único oscense que pertenece a la Real Academia de Medicina de Zaragoza, muestra sus satisfacción por formar parte de este encuentro con un tema “provocativo” en el que realizará un análisis de las distintas etapas por las que ha pasado la gestión sanitaria a lo largo de los últimos 40 años.

El doctor Ramón Guirao, miembro del Colegio Oficial de Médicos de Huesca, ofrecerá otra ponencia en esta cita bajo el título ‘Notas sobre la asistencia sanitaria durante la Guerra de la Independencia'.

Asimismo, Francisco Javier Martínez, Académico de Número de la Real Academia de Medicina de Zaragoza, impartirá la charla ‘100 años de anestesia metamérica: de Fidel Pagés a la actualidad'.

La clausura correrá a cargo de Luis Miguel Tobajas, quien apunta que aprovechará su visita a Huesca para pedir a las autoridades que Fidel Pagés Miravé tenga “una calle de más relevancia en la capital oscense, no como la que tiene actualmente”.

Por primera vez en toda su historia desde 1831

La sesión, abierta a todo el mundo, tendrá lugar este jueves, a las 19:30 horas, en el Colegio Oficial de Médicos de Huesca, con límite de aforo.

Esta será la primera vez que la Real Academia de Medicina de Zaragoza, fundada en el año 1831, participa en un acto celebrado en la ciudad de Huesca. Su sede se encuentra en la antigua Facultad de Medicina y Ciencias, lo que ahora se conoce como el Paraninfo, “un edificio precioso del arquitecto Ricardo Magdalena”, apunta.

Es en este bello espacio donde la Real Academia de Medicina de Zaragoza celebra habitualmente sus sesiones.

Luis Miguel Tobajas explica que cuando se le eligió como presidente del mandato, “a los académicos que me votaron les dije que había que abrirse más a la sociedad, a los ciudadanos, a los profesionales de la medicina, a los sanitarios en general y también a los pacientes”.

Con este objetivo de ganar visibilidad social la Real Academia creyó conveniente empezar a recorrer otros lugares.

El ámbito territorial de la Real Academia de Medicina de Zaragoza se extiende a todo Aragón, La Rioja, Navarra y a la provincia de Soria. 

Etiquetas