Huesca

Opinión

Volver al esquí

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 04/11/2021 A LAS 23:53
Aspecto que presenta el sector de telesillas Batallero en la estación Formigal-Panticosa.
Aspecto que presenta el sector de telesillas Batallero en la estación Formigal-Panticosa.
Grupo Aramón

LA NIEVE caída en los últimos días ha animado los preparativos en las estaciones de esquí del Pirineo para inaugurar la que se puede denominar la temporada más ansiada, sin duda, después del pasado invierno en el que solo se pudo disfrutar de las pistas de Astún. La pandemia afectó de pleno a un sector que es el principal motor económico de algunos valles del Pirineo, no solo por su propia actividad, sino por lo que genera en su entorno, donde muchos establecimientos de hostelería viven del mismo público. Estas nevadas se han recibido casi como un símbolo de la vuelta a la normalidad.

Todavía es pronto para fijar la fecha de apertura, pero sí que se han marcado una meta en el calendario para tener listas las instalaciones para recibir a los primeros esquiadores, si la nieve lo permite. Por el momento, ver las pistas blanqueadas y la notable caída de las temperaturas en las últimas jornadas, es una buena señal para que se puedan cumplir los objetivos. En principio, si todo va bien, Aramón se plantea que podría abrir sus pistas incluso a finales de noviembre, mientras que las estaciones del valle del Aragón, Astún y Candanchú, se han fijado en el puente de la Constitución. Si el tiempo acompaña, podría comenzar la temporada con normalidad.

Si siempre hay hambre o mono de nieve tras meses sin actividad, este año las ganas por volver a disfrutar del deporte blanco y sentir esas sensaciones de deslizarse por nuestras montañas son mucho mayores. En general, la temporada pasada se tuvo que dar por perdida y la anterior acabó de forma precipitada. Ahora, las estaciones se esmeran por tenerlo todo a punto para recibir a los esquiadores. Hay ganas y se podrá disfrutar de la nieve con seguridad y en las mejores condiciones posibles. Empieza la cuenta atrás.

Diario del AltoAragón

Etiquetas