Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Aragón "no contempla nuevas restricciones" por la covid

Javier Lambán asegura que Sanidad vigila "con mucha atención" los contagios

La situación actual cuenta con el respaldo de la vacunación.
La situación actual cuenta con el respaldo de la vacunación.
Pablo Segura

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, afirmó este lunes que el Departamento de Sanidad “no contempla nuevas restricciones” ni “volver atrás respecto a los avances que se han ido experimentando en la liberalización del tránsito de personas, ni en el uso de espacios públicos”.

El jefe del Ejecutivo autonómico indicó que la DGA está “mirando con mucha atención la evolución de los casos de contagio”, ya que en los últimos días se ha experimentado un repunte en la Comunidad.

Javier Lambán advirtió que la situación actual “no tiene que ver con lo que ocurrió hace un año ni en positividad ni en hospitalizacióin gracias a la vacunación” y remarcó en que el Ejecutivo está echando “un ojo a la evolución en los últimos días en aumento constante”.

Los expertos hablan ya de una nueva oleada de contagios. El epidemiólogo veterinario Nacho de Blas, profesor de la Universidad de Zaragoza, es muy claro al respecto: “Creo que estamos ante una nueva ola, no hay mucha duda de que empezamos a subir, y en algunos sitios bastante rápido”, comenta. Y estima que en Huesca capital el incremento de positivos se ha frenado un poco este fin de semana aunque, aún con todo, ha entrado en un nivel de contagios alto al registrar una Incidencia Acumulada (IA) a 7 días de 79,7 casos por cada 100.000 habitantes.

La provincia de Huesca también ha subido mucho, expone, con un aumento liderado por Jaca, donde la IA a 7 días es de 449 puntos, seguida de Fraga, con 221,5.

Nacho de Blas aclara que “en principio son brotes aislados, que no son generalizados” ya que la mayoría de las zonas de salud están “más o menos libres de la covid”, aunque hay otras “que tiran del carro”. Se trata, explica, de “conatos de incendio puntuales que son los suficientemente importantes para que se dispare la incidencia global. Si todos empiezan a sumar, no sé hasta dónde llegará esto”.

En su opinión, la situación actual “empieza a ser un poco preocupante sobre todo porque vamos de cara al mal tiempo, la temperatura va bajando, hay menos humedad y hacemos más vida en interiores, lo que suma la posibilidad de transmisión”.

Como aspecto a favor destaca la vacunación, plantea que “alarmarse nunca es una buena opción” y apuesta por seguir siendo prudentes. Así, señala que es el momento de hacer todo lo posible para controlar la situación, “de aplicar todo lo que hemos aprendido en cuanto uso de la mascarilla o ventilación, por ejemplo, porque si no tendrán que imponernos algunas restricciones que nadie quiere, con reducciones de aforo, de horarios o toques de queda”. Finalmente advierte que “si la curva empieza a subir ahora puede que en Navidad la incidencia no sea asumible y haya que aplicar medidas y limitaciones entonces”. 

Etiquetas