Huesca

editorial

Imperfectos

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 04/12/2021 A LAS 00:29
López Otín recoge su premio en el acto celebrado por Cadis.
López Otín recoge su premio en el acto celebrado por Cadis.
Rafael Gobantes

LA COORDINADORA de Asociaciones de personas con Discapacidad (Cadis Huesca) cerró ayer los actos del 25 aniversario con una emotiva gala en la que se distinguió con el premio Cadis Huesca 2021 al catedrático de Bioquímica de la Universidad de Oviedo, Carlos López Otín, natural de Sabiñánigo, que ofreció una ponencia magistral sobre ‘La vida y sus imperfecciones’. Una perfecta reflexión para concluir que todos somos maravillosamente imperfectos. López Otín dio una gran lección, de humildad también, a un auditorio absolutamente enganchado a su sabias palabras, que ilustraban más allá de la ciencia, para invitar a la reflexión en torno al milagro de la vida y de despertarse cada mañana.

Pero no fue el único. Los Reporteros de Cadis, redactores también de la sección Igual Da de este diario, también dieron lecciones de vida al auditorio durante la entrevista que hicieron a Carlos López Otín durante la gala. En este acto, con motivo del Día de la Discapacidad, se hizo un repaso por los 25 años de una Coordinadora que ha crecido para aglutinar a entidades que ayudan a personas con diversas capacidades y a sus familias, una labor fundamental para alentar una sociedad más inclusiva en el Alto Aragón. Y, ahí, siempre cerca de muchas de ellas ha estado Carlos López Otín, descubridor de alternaciones cromosómicas diversas al descifrar los genomas.

Investigador de enfermedades hereditarias, del cáncer o del envejecimiento, no busca la fórmula de la eterna juventud y asegura que tampoco posee la de la felicidad. Y quizá sea cierto, quizá no lo sabe, pero es capaz de generarla a su alrededor. Sus palabras destilaban ayer una pasión contagiosa por el conocimiento que provocaron un éxtasis colectivo. Imperfectos todos, pero felices por la lección aprendida.

Etiquetas