Huesca

DATOS ECONÓMICOS

Un 2020 con malos datos que se salva gracias al empuje de las exportaciones

El sector exterior, junto a la vivienda y el alza "no excesiva" del paro, lo más destacable

Jesús Beamonte (Ibercaja), Manuel Rodríguez Chesa (Cámara) y Marcos Sanso, en la presentación.
Jesús Beamonte (Ibercaja), Manuel Rodríguez Chesa (Cámara) y Marcos Sanso, en la presentación.
C.C.

Y de nuevo la incertidumbre. La provincia altoaragonesa resistió mejor que la media española el fuerte mazazo que la covid propinó a la economía -aun así, 2020 fue una debacle en todo salvo en exportaciones y en un “no excesivo incremento del paro por los ertes”-, pero ahora, inmersos en una nueva ola de coronavirus, las perspectivas económicas vuelven a zozobrar al ritmo que marcan los números de contagios.

La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Huesca e Ibercaja dieron a conocer este viernes el “Informe Económico de Aragón 2020”, que detalló Marcos Sanso, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza y autor del estudio.

“No son buenos”. Así presentó Sanso los datos económicos del año pasado, en el que “el PIB, la producción y el empleo cayeron, el paro aumentó...”.

Pero un apartado salvó los muebles, incluso con nota. Fue el del sector exterior, las exportaciones. El Alto Aragón fue la única provincia de la comunidad en la que crecieron y, “además, a un 18 por ciento”. Sanso puso en contexto este dato para realzarlo más, ya que “no muchas” provincias de España tuvieron un aumento de las exportaciones y Huesca fue la cuarta que tuvo un mayor incremento.

Esta trayectoria “muy loable” de las exportaciones ya venía de antes -en 2019, por ejemplo, fue la segunda provincia donde más crecieron- y en 2020, pese a la pandemia y la crisis económica, el saldo exterior de la balanza de pagos superó los mil millones de euros, “una cantidad muy elevada para el tamaño de Huesca”, de unos 230.000 habitantes. Sanso reparó en el sector del cerdo como uno de los que más ha contribuido a alcanzar estas cifras.

Servicios, único sector que perdió empleo

En el mercado laboral, aunque los datos son malos, en perspectiva no lo son tantos al compararnos con los demás. “A pesar de que las tres provincias aragonesas perdieron empleo, Huesca solo lo perdió en un sector, el de servicios -el más afectado por las medidas sanitarias-, y aumentó en los otros tres, industria, construcción y agricultura, cuando en Zaragoza solo aumentó en Industria y en Teruel perdió en todos”, detalló Sanso.

Y un dato “muy favorable” se encuentra en la vivienda. “No es específico de 2020, porque siempre se comporta muy bien”, precisó Sanso, quien expuso que la provincia “tiene indicadores de vivienda nueva sin vender muy bajos en proporción al resto de stock y, además, cae con mucha fuerza”. A efectos prácticos, esto supone que “la vivienda se vende rápido, con lo cual la construcción aumenta su empleo y está activa”.

Mirando al presente y al futuro, la recuperación económica parecía avanzar, al menos se pensaba que la pandemia ya no supondría dar pasos atrás, pero esta nueva ola, sumada a los “problemas de suministro”, va a ocasionar que “no sea fácil que termine de una manera solvente el año y el crecimiento va a ser menor del que se esperaba a principio de año”. Sanso recordó que se preveían crecimientos superiores al 6 por ciento, pero ahora se estima que el crecimiento económico para el año en curso acabará por debajo del 5 por ciento. 

Etiquetas