Huesca

CORONAVIRUS

"Mínimas" cancelaciones de cenas de empresas en Huesca por el momento

El presidente de Hostelería cifra las suspensiones entre un 10 y un 15 %, y apoya el certificado covid aunque el sector sea “seguro”

Interior del restaurante Doña Tarberna, ayer durante un servicio de comidas.
Imagen reciente del Interior del restaurante Doña Tarberna, durante un servicio de comidas.
R.G.

Los hosteleros tienen la mirada puesta en el fin de semana del 17 de diciembre, fecha en la que se reúnen gran parte de cenas navideñas. Ante el aumento de contagios de coronavirus en esta séptima ola y el miedo de los ciudadanos a contagiarse, algunos de estos encuentros están “en el aire”.

El presidente de los hosteleros en la provincia, Carmelo Bosque, reconocía que las cancelaciones “son mínimas”. “De momento se han cancelado de un 10 a un 15 % de las reservas”, una cifra que no preocupa a los establecimientos, y que “es respetable”.

Sin embargo, Bosque insiste en que los clientes se sienten “seguros” en la hostelería, ya que los diferentes salones cuentan con separaciones para diferenciar estancias, así como con medidas de distancias entre mesas.

Además, Bosque reivindica que los compañeros de trabajo -refiriéndose a las cenas de empresa- están juntos durante muchas horas todos los días de la semana, por lo que el riesgo de contagio “es muy parecido en una cena que en una jornada laboral”.

A todo ello se le suma la medida impuesta por el Gobierno de Aragón, que obliga a presentar el certificado covid en los grandes eventos y en el ocio nocturno. Una decisión con la que la hostelería “está de acuerdo” y que, hasta la fecha, no ha presentado problemas.

“Todo el mundo que viene presenta su certificado y no hemos tenido ninguna incidencia”, apunta, y destaca que ya hay quien, a la hora de reservar, pregunta si es necesario “porque se sienten más seguros”.

Así mismo, para los clientes que están cancelando las reservas, Bosque expresa que “hay quienes pasan esta cita al mes de enero” ya que esperan que los contagios y la situación sanitaria haya mejorado, pero también se está retomando la iniciativa de “bonos regalos”, que se puso en marcha el pasado año y que consiste en que las empresas, en lugar de celebrar una cena multitudinaria, ofrezca a sus empleados este tipo de obsequios para acudir a los restaurantes en el momento en que ellos quieran y con los acompañantes que quieran. “Las personas que vienen suelen ser convivientes, por lo que el riesgo de contagio disminuye”, apunta. l

Etiquetas