Huesca

RESIDENCIA TERCERA EDAD

Las Hermanitas organizan visitas a la Casa Museo 'Padre Saturnino López'

El Padre Saturnino López Novoa vivió en esta casa, situada en la plaza Lizana de Huesca, entre los años 1870 y 1905

Residencia las Hermanitas de los Ancianos desamparados.
Residencia las Hermanitas de los Ancianos desamparados en Huesca.
Verónica Lacasa

La Congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados organiza visitas turísticas a la Casa Museo 'Padre Saturnino López Novoa' los días 22, 23 y 26 de diciembre, con motivo del período navideño. En estos días, el horario de vista será de 10.30 a 13.00 horas y de 16.30 a 19.30 horas, el mismo horario en el que se llevarán a cabo las visitas en fin de semana y festivos durante el 2022.

La Casa Museo 'Padre Saturnino López Novoa' es un proyecto promovido por la Congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados para homenajear y dar a conocer la figura de su fundador, el Padre Saturnino López Novoa, que vivió en esta casa, situada en la plaza Lizana de Huesca, entre los años 1870 y 1905. La Casa Museo ha sido inaugurada este año 2021, aprovechando el 50 aniversario de la presencia de las Hermanitas en la ciudad de Huesca.

El delegado de Patrimonio de la Diócesis de Huesca, José María Nasarre, ha explicado que la Casa Museo alterna estancias que recrean la vida en una casa de principios del siglo XIX con salas de exposición y audiovisuales que cuentan con modernas instalaciones. El recorrido permite, además, conocer la labor social que desarrolla la Congregación en España y en el mundo.

La Casa Museo consta de cuatro plantas. La visita comienza en el patio de acceso, donde una locución explica el origen del edificio, una casa solariega del siglo XVII construida por la familia Ximénez. En este espacio destacan los pilares de piedra y la escalera.

En planta primera se puede visitar las diferentes estancias que componen la recreación de la vivienda del padre fundador, su recorrido ayuda a imaginar cómo era la vida en una casa de principios del siglo XIX. Los escritos que dejó el padre Saturnino han servido para organizar y reproducir fielmente algunos de estos espacios. En esta zona destaca el pavimento antiguo, el mobiliario de época y la delicada iluminación.

La segunda planta es principalmente expositiva y, a través de varias estancias, se puede conocer la vida y obra del padre Saturnino. Destaca el audiovisual que narra los principales acontecimientos de su vida y un laboratorio de física y química que el padre ayudó a recuperar para el Seminario de la ciudad.

La planta tercera conjuga una parte de recreación, donde se homenajea a la Madre Santa Teresa Jornet y una parte expositiva, donde se explica la presencia de la Congregación en España y en el mundo. Resaltar la instalación museográfica que, a través de un audiovisual, ayuda a comprender la labor social que desarrolla la Congregación.

La visita termina en la planta baja, donde puede visitarse la recreación de una panadería, una bodega, un lavadero y un corral, espacios todos ellos ambientados en la época en la que vivió el padre.

Etiquetas