Huesca

educación

Los sindicatos piden una vuelta a clase segura tras la Navidad

La Junta de Personal Docente exige retomar los protocolos covid del curso pasado

Alumnos en un centro de enseñanza de la capital altoaragonesa.
Alumnos en un centro de enseñanza de la capital altoaragonesa.
Pablo Segura

Los sindicatos de Enseñanza afrontan con cierto recelo el próximo 10 de enero, fecha en la que está previsto que los niños vuelvan a clase tras las vacaciones navideñas. La alta incidencia de contagios de la covid-19 en la provincia de Huesca, ayer mismo se notificaron 663 casos más en solo 24 horas, provoca que estas formaciones exijan a la DGA medidas con las que frenar la transmisión en las aulas.

El Gobierno de Aragón ha asegurado que el regreso a la actividad escolar tras las vacaciones navideñas se llevará a cabo con normalidad, y descarta cualquier tipo de retraso al respecto porque “los colegios han demostrado ser lugares seguros, de detección y no de transmisión”.

De momento, Gobierno de España y comunidades autónomas apuestan por no retrasar la ‘vuelta al cole’ tras las fiestas navideñas, un asunto que tienen previsto analizar los ministerios de Sanidad, Educación y Formación Profesional y Universidades en un encuentro con los consejeros autonómicos del ramo mañana martes 4 de enero. Pendiente de esta reunión, desde la Junta de Personal Docente no Universitario de la provincia de Huesca (que engloba a los sindicatos Csif, UGT, Huste-Stea, CGT, CCOO y Anpe) su presidenta, Carmen López, se muestra muy prudente.

En su opinión, es necesario retomar los protocolos covid del curso pasado, lo que supone reducir ratios, refuerzo de profesorado y vuelta a la jornada continua. Con este último punto se reducirá además la actividad en los comedores escolares, uno de los puntos de contagio en los centros educativos. Los sindicatos de enseñanza muestran su inquietud y destacan que diciembre fue difícil en los colegios, con un aumento de contagios y de niños confinados, y enero también se prevé complicado pese al avance de la vacunación en los menores de entre 5 y 11 años.

En este sentido Ángel Morán, secretario general de la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (Fsie), el sindicato mayoritario en la enseñanza concertada, valora que con el nivel actual de contagios es “realmente difícil que el 10 de enero se puedan empezar las clases”.

Fsie ha registrado un escrito en la DGA dirigido al consejero de Educación, Felipe Faci, y a la consejera de Sanidad, Sira Repollés, para que se convoque con carácter urgente la mesa covid de la concertada para que se comuniquen datos de incidencia posible de cara al inicio de las clases. “Pedimos a la DGA que haga un ejercicio de responsabilidad y que si no se puede dar la vuelta a las aulas con normalidad que no se haga. Si los datos no son buenos no pasaría nada por volver al colegio de forma telemática”, concluye.

Etiquetas