Huesca

entrevista

Joaquín Abós: "Me gustaría que los políticos tuvieran un nivel muchísimo mayor"

El doctor Ingeniero Industrial presenta en Barbastro y Huesca, este jueves y el viernes, el libro ‘Liderazgo en acción’

Joaquín Abós.
Joaquín Abós.
S.E.

Joaquín Abós Torres, doctor Ingeniero Industrial y MBA por Iese de Barcelona, presenta este jueves en el Museo Diocesano de Barbastro (19 horas) y el viernes, en la Cámara de Comercio de Huesca (19 h.), el libro Liderazgo en acción. Integran la obra artículos de Abós y sus entrevistas y algunas noticias relacionadas con él, desde 1973 al 2021, un periodo en el que ha ocupado altos puestos en empresas, entidades financieras e instituciones, en varios países.

No es fácil definir este periodo, casi cinco décadas que para Joaquín Abós son como “una ruleta rusa, con bajadas y subidas, con errores y con aciertos, y en algunos países más errores y en otros, más aciertos. Fue un periodo complejo y es difícil juzgar cincuenta años. No obstante, en mi vida profesional he viajado a 67 países y tengo una visión como muy completa de todo lo que ha pasado en el mundo, tengo experiencias vitales que muchas veces son muy difíciles de transmitir”.

Se declara “partidario de globalizar en el sentido de llevar los bienes a todos los sitios y para todos”. Un deseo que sabe es difícil de conseguir, “pero hay que hacer lo posible”.

Explica que ha cambiado tantas veces de trabajo “porque llega un momento en el que la institución en la que estoy no me aporta nada o yo no puedo aportar nada más, o porque se me queda pequeño porque yo tengo unos inputs más globales, o porque te buscan”. A él le pasó en Ibercaja, de donde se fue “porque me llamaron del Banco Hispano Americano para llevar la dirección internacional” y luego se marchó al Atlántico “porque me buscaron, me persiguieron seis meses”.

Ha escrito mucho sobre la crisis del 2008, que “es un tema de error desde el punto de vista financiero, sobre todo de la Reserva Federal de EEUU”. Ahora vivimos otra crisis, “que es un problema médico que tiene su impacto en la economía”. Dos crisis “que no tienen nada que ver”, aunque comparten consecuencias como la destrucción de empleo, el aumento de la pobreza... Dice que es en estas situaciones “donde se ve a aquellos que son más maduros, que tienen un liderazgo para resolver los temas”. Él, con su amplia trayectoria profesional, cree que en todo proyecto debe haber “un liderazgo” y “coger el toro por los cuernos”, lo que falla en España “por la mediocridad, sobre todo a nivel político; me gustaría que los políticos tuvieran un nivel muchísimo mayor”. Y “también tiene su impacto que el nivel educativo es muy bajo”.

Le gusta España, aunque “tiene muchos desequilibrios de todo, se ha convertido en un país muy complejo de dirigir”. Los españoles -añade- “nos parecemos mucho a los rusos, el alma rusa y la española se parecen mucho, somos trabajadores, positivos, trascendentes...”.

Del mundo de las cajas, destaca a José Joaquín Sancho Dronda, y del financiero, a Jacques de Larosière. Y en el campo espiritual, “tuve la suerte de conocer a San Josemaría Escrivá, de Barbastro como yo, y detrás de él va Juan Pablo II”.

Etiquetas