Huesca

Más de 5.000 atenciones sobre temas de consumo en Huesca durante 2021

Telefonía, electricidad y gas son los sectores sobre los que se registran más consultas en la provincia altoaragonesa

El director general de Protección de Consumidores y Usuarios, Pablo Martínez.
El director general de Protección de Consumidores y Usuarios, Pablo Martínez.
Pablo Segura

Un total de 5.004 altoaragoneses acudieron el año pasado a los servicios de atención al consumidor de la provincia de Huesca. De todas estas atenciones, el 52% se realizaron por vía telefónica y otras 1.377 de manera personal. Además, el 56 % fueron consultas y el 44 % reclamaciones. Por sectores, en primer lugar destaca el de las telecomunicaciones, donde se centran la mayor parte de las reclamaciones. Le siguen aquellas referentes a la energía eléctrica y el gas.

El director general de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón, Pablo Martínez, ha detallado este martes en la capital oscense todos estos datos antes de asistir al Aula de Consumo que ha transcurrido bajo el epígrafe “Comercio electrónico e inteligencia artificial”.

Ha planteado que cuando los consumidores se dirigen a estos servicios de atención (que incluyen Servicio Provincial de Ciudadanía y Derechos Sociales, Asociaciones de Consumidores y Oficinas Municipales y Comarcales de Información al Consumidor), la principal preocupación son las irregularidades en las facturas. Se centran, principalmente, en los sectores más reclamados: la telefonía seguida de la electricidad y el gas.

Asimismo, ha explicado que en el Alto Aragón hay un sector con un alto número de atenciones: el comercio electrónico. “Sabemos que estamos en una provincia y en un medio rural especialmente activo en la compra ‘online’. La provincia de Huesca en el ámbito estatal es una referencia por su actividad en comercio electrónico y los retrasos en las entregas, las dificultades en el ejercicio del derecho de desistimiento y algunas incidencias por producto no acorde son las que motivan las reclamaciones y consultas”, ha explicado.

Además, ha estimado que la banca es otro de los “clásicos” en materia de reclamaciones. “Sabemos que es un sector también con una incidencia especial en cuanto a la ‘desbancalización’ del medio rural, por un lado, y a la limitación de los servicios que en algunos casos no creemos justificada, por lo que debería haber un cambio de actitud, sobre todo en la atención a colectivos como el de las personas mayores o aquellas que carecen de habilidades digitales”.

En cuanto al perfil de las personas que se han dirigido a los servicios de Consumo en la provincia ha indicado que en el 59,57 % de los casos han sido mujeres, en una edad preferente entre los 40 y los 52 años. Finalmente plantea que reclamaciones, denuncias o solicitudes de arbitraje, los tres procedimientos más habituales que formalizan los consumidores, han crecido un 24 %.

Etiquetas