Huesca

ÍNDICE DE PRECIOS DE CONSUMO

Reclaman crear un bono de emergencia para sufragar las acometidas del IPC

Desde CC.OO. proponen un pago extraordinario único de 300 euros para los trabajadores/as con salarios más precarios

Pablo Castillo, secretario de acción sindical de CC.OO.
Pablo Castillo, secretario de acción sindical de CC.OO.
S.E.

En el mes de marzo, el IPC se situó en la comunidad autónoma aragonesa en el 10,7% (2,2 puntos por encima del dato obtenido en febrero), un valor que no se recordaba desde mediados de los años 80 y sitúa a Aragón como la tercera comunidad más inflacionista. En España, los precios subieron hasta el 9,8% debido al encarecimiento de la electricidad, carburantes y alimentos. La tasa anual de la inflación subyacente aumenta cuatro décimas, hasta el 3,4% en España y se sitúa en el 3,6% en la comunidad autónoma aragonesa. 

Ante esta situación, a través de un comunicado, CCOO Aragón propone crear un bono de emergencia: un pago extraordinario único de 300 euros para los trabajadores/as con salarios más precarios.

El IPC en Aragón se sitúa ya en el doble dígito y parece que no ha llegado a su techo. Supera en 2,2 puntos el dato obtenido en febrero (el IPC se situó en 8,5%) debido al constante incremento de los precios de la electricidad, carburantes y alimentos, tres elementos necesarios e insustituibles para la ciudadanía. La variación mensual del IPC se sitúa en el 3,2% y en el 3,8% en lo que va de año.

El grupo de Alimentos y bebidas no alcohólicas cuestan en marzo de este año un 7,9% más que en el mismo mes, el año pasado. Los precios del grupo de Vestido y Calzado subieron un 3,3% más, los precios de las Bebidas alcohólicas y el tabaco se incrementaron en un 2,9%, el Menaje en un 4,5%...todos ellos condicionados por la imparable subida de la electricidad (el grupo de la vivienda lleva una variación anual del 35,9%) y los carburantes (su incremento interanual se sitúa en el 18,8%).

La electricidad ha subido un 80,5% en España en el último año frente al 28,5% de la Unión Europea. Si la electricidad hubiera subido como en Europa, la inflación sería dos puntos más baja y estaría por debajo de la europea. La invasión rusa a Ucrania agravará todavía más los precios de un sistema eléctrico ya de por si viciado e incrementará también el coste de la gasolina y el diésel.

Pablo Castillo, secretario de acción sindical, asegura que “el sistema actual genera beneficios millonarios extraordinarios para las compañías eléctricas. Esto no es sostenible en un momento en el que se está intentando alcanzar un pacto de rentas que reparta el terrible impacto del constante aumento de los precios. Los salarios de los trabajadores y las trabajadoras no pueden ser los que costeen las terribles consecuencias de esta nueva crisis”. El sindicato sigue apostando por un pacto de rentas en el que el Gobierno adquiera compromisos sobre el precio de la energía, el encarecimiento de precios de otros servicios y bienes básicos, o el mecanismo RED de protección a trabajadores de sectores más afectados por esta situación

Para las rentas más bajas, CCOO ha propuesto crear un bono de emergencia: un pago extraordinario único de 300 euros para las personas trabajadoras de salarios bajos, parados y pensionistas con pensión mínima o no contributiva. “Se trataría de una ayuda flexible, pues el beneficiario puede decidir gastarla en pagar la factura energética, en alimentos, alquiler, etc. Este bono beneficiaría a casi 9,6 millones de personas en toda España, el 64% de ellas mujeres y costaría 2.870 millones de euros, que se financiarían con el aumento de la recaudación procedente del alza del precio de la energía y la mejora de la actividad registrada durante el primer trimestre que situará a final de año los ingresos tributarios 2.000 millones por encima de lo presupuestado”, asegura Castillo.

Etiquetas