Huesca

#sOYDELALTOARAGÓN

Salvador Cored: "En López Allué ha transcurrido mucha de mi vida e ilusiones desde niño"

Nacido en Bolea, es el director general de Ceos-Cepyme y tiene un nombre propio en la cultura altoaragonesa

Salvador Cored.
Salvador Cored.
David Andrés

¿Qué siente al oír Alto Aragón?

—Una sensación muy agradable de estar con la gente que nos quiere, unos paisajes insuperables y una sensación saludable y de buena gente.

¿Qué lugares de la provincia son los que más le gustan y por qué?

—Toda, pero el Pirineo, especialmente Ordesa y Oza porque los he recorrido a pie y en bici y es muy, muy agradable. En la capital, López Allué. Cuando era crío veníamos a jugar a billar o ping-pong a las “Congres” de los Jesuitas, que estuvieron hasta los 70, luego estuvo la Policía Nacional y después, nosotros, Ceos. El primer recital potente de Hato de Foces fue aquí. Y en esta plaza trabajo desde 1991. Ha transcurrido mucha de mi vida e ilusiones.

¿Qué ha aprendido o descubierto de la provincia en sus rutas en bici?

—Rincones extraordinarios con la bici de carretera y en pruebas como los Puertos de Ribagorza o la Quebrantahuesos. Hay rincones estupendos para no ir ni tan rápido como el coche ni tan lento como andando. En bici es la velocidad justa. Y con el compañerismo de la gente con la que voy, todos dependientes del Club Ciclista, una maravilla... El Somontano, el Pirineo o la zona sur, cada una tiene una belleza.

También es músico y ha llevado el folklore más allá de nuestras fronteras, ¿qué acogida tiene?, ¿qué supone el folklore para los altoaragoneses?

—Tuve la ocasión de llevar el folklore tradicional, la jota, de joven hasta los 30 años por la provincia y también por Francia, Turquía... con una grandísima acogida. Hato de Foces y Olga y los Ministriles es más folk, una modernización. Y con casi 1.000 actuaciones y 15 discos hemos recorrido España, México, Bruselas, Irlanda, Francia... y siempre hay una muy buena acogida. Para los altoaragoneses, el folklore en el sentido más amplio es muy importante. No hay fiesta de pueblo que no tenga su festival de jota; los dances del Pirineo; Huesca con sus danzantes; las romerías en todo el Alto Aragón... Es importantísimo, nos reunimos, lo pasamos bien y ayuda a tirar para delante.

¿Qué es lo mejor que tenemos?

—Lo primero, la gente con su sentido común. Lo segundo, los recursos naturales: agua, naturaleza, agricultura, ganadería, industria, que hacen que la gente tenga un bienestar muy importante. También instituciones públicas y privadas muy solventes. Gobierne quien gobierne, no hay mayores sustos y son instituciones muy cercanas que contribuyen a ese bienestar. Y las empresas, de todos los ámbitos y muchas de ellas pymes que funcionan muy bien, son instituciones de primer orden que crean riqueza y la redistribuyen con el empleo y los impuestos. También los agentes sociales, a veces no suficientemente valorados, y su diálogo social que contribuye a la paz social, que es como la salud, no se valora hasta que no se tiene.

¿Qué falta para seguir creciendo?

—Recursos humanos. Tenemos un gran problema para encontrar gente que trabaje en las empresas cuando se está creando mucho empleo. También es necesario que estén formados según las necesidades de la actividad empresarial porque de alguna manera hay que adaptarse y la FP es clave. También debe subir el tamaño medio de la empresa para crear sinergias y ser más competitivas, y que para ello tengan menos trabas administrativas y menos presión fiscal porque así podrán invertir más.También hay que desarrollar infraestructuras, las autovías sin terminar y la red interna de carreteras, con zonas intransitables. En agua, hay muy pocas obras del Pacto del Agua hechas, y en ferrocarril está pendiente el proyecto interminable de la TCP de baja cota porque el Canfranc no puede ser la solución, y dotar de servicios al resto de la provincia. Y la digitalización es de capital importancia y hay que destacar la gran labor de la DPH para extender la banda ancha.

¿Qué papel tiene este periódico en la vertebración de la provincia?

—Es clave. Es, ha sido y espero que siga siendo la voz de todos los colectivos con transparencia, ecuanimidad y pluralidad. Salimos todos y de toda la provincia, lo cual es difícil. Un diario así es fundamental e imprescindible. 

Etiquetas