Huesca

coronavirus

“La octava ola, más o menos enmascarada, ya está aquí”

El epidemiólogo Nacho de Blas hace esta advertencia y pide prudencia

Hospital San Jorge de Huesca.
Hospital San Jorge de Huesca.
Pablo Segura

El epidemiólogo veterinario Nacho de Blas, profesor Titular del Departamento de Patología Animal en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, afirma que ya se puede hablar del inicio de una octava ola pandémica en Aragón.

Analizando los datos de contagios actuales comenta que hay un alto porcentaje de positivos entre los mayores de 60 años. Entre los niños y los jóvenes, en las últimas jornada evaluadas los contagios se han incrementado bastante.

Otro factor a tener en cuenta, apunta, es que todas las zonas básicas de salud de Aragón están notificando casos, eso indica que “el virus se está propagando por todos los sitios, fundamentalmente entre los mayores de 65 años, y esto debería ser preocupante”, recalca.

Nacho de Blas: "La incidencia ha bajado mucho en Huesca, pero el riesgo sigue siendo alto"
Nacho de Blas.
S.E.

El experto advierte de que no se están notificando todos los casos de coronavirus que tienen lugar en la comunidad, debido al nuevo sistema de vigilancia epidemiológica instaurado desde el pasado mes de marzo, con el que solo se hacen test en los centros de salud a personas vulnerables.

Por otra parte, hace alusión a los muchos autodiagnósticos que no se notifican, y se refiere al aumento de la venta de pruebas de detección de la covid en las farmacias. “Si ha subido tanto la demanda, por algo será”, apunta. Los hospitalizados, dice, siguen creciendo, “la velocidad de nuevos ingresados está subiendo considerablemente, y no tiene pinta de parar”. Cabe recordar que en todo Aragón hay 198 pacientes covid ingresados en hospitales, 12 de ellos en la UCI. Del total, 24 se encuentran en la provincia de Huesca, ninguno de ellos en intensivos.

Su pronóstico no es muy bueno: “La octava ola pandémica, más o menos enmascarada, ya está aquí. Es cierto que estar vacunado o tener una infección previa reduce la gravedad del cuadro, pero sigue habiendo problemas”. Recalca que dado el ritmo de subida de ingresos ya se puede hablar de la onda de contagios numero ocho. “Queda bien claro que el ritmo actual de subida de los pacientes covid hospitalizados supone la octava ola. Las curvas de incidencia ya no son nada representativas, están muy seccionadas y si nos fijamos en el ritmo de ingresos creo que ya estamos en una nueva octava onda ”.

Expone en este sentido que no se pude saber el recorrido que tendrá, pero comenta que la subida de casos es importante “para la época del año en la que estamos y con el nivel de vacunación que tenemos”. Los factores que determinan este ascenso son, en su opinión, la eliminación de la obligatoriedad de llevar la mascarilla en interiores, además de la movilidad que tuvo lugar en Semana Santa y la caída de la efectividad de la vacuna. Expone que las variantes de ómicron que están circulando, la BA.4 y la BA.5, son mucho más transmisibles, “y de alguna forma parece que consiguen evadir la respuesta inmune o bien los anticuerpos que generan tienen menos efectividad”.

A favor, apunta, “lo único que tenemos es que ya hay muchos contactos con el patógeno, bien por vía vacunal o por infección natural. Aquí sí que hay una protección que hace que la casuística grave haya disminuido mucho, aunque por encima de los 80 años sigue dando problemas”.

Este epidemiólogo veterinario considera que “la gente se está olvidando de que existe un long covid, de que este virus deja unas secuelas. Hay quien lo ha pasado de forma asintomática y luego está teniendo problemas de miocarditis o neurológicos”.

Por ello, para este experto lo más preocupante es la falta de información sobre las consecuencias del coronavirus a medio y largo plazo. “En epidemiología, cuando tenemos falta de información sobre un tema se adopta el principio de máxima precaución. Creo que esto se ha perdido y la gente manifiesta que se ha cansado del virus, pero él no se ha cansado de nosotros. No nos damos cuenta de que otras epidemias han durado décadas. En la historia natural de una enfermedad dos años no son nada”.

Así, recuerda a la población que “estamos en un nivel ascendente de hospitalizados, que podría ser ya preocupante” y aconseja reducir los contactos de riesgo y usar la mascarilla en espacios interiores. 

Etiquetas