Huesca

san lorenzo 2022

"Lo nunca visto" para las reservas de los almuerzos el día 9 de agosto en Huesca

Algunos bares de la ciudad ya cuelgan el cartel de "lleno" para la mañana de ese día, cuando lo habitual era comenzar en el mes de junio

Almuerzos en el Bar Rigones el 9 de agosto del 2019, previo a la pandemia de coronavirus.
Almuerzos en el Bar Rigones el 9 de agosto del 2019, previo a la pandemia de coronavirus.
Pablo Segura

“Lo que nunca se había visto”. Así definen algunos hosteleros de la ciudad lo que está pasando este año con las reservas para almorzar en Huesca el día 9 de agosto, día en que dan comienzo las fiestas de San Lorenzo.

Desde los establecimientos aseguran que “lo normal era comenzar con las reservas para este día en el mes de junio”. Sin embargo, esta nueva normalidad que estamos viviendo tras la pandemia del coronavirus está haciendo que se vaya dos pasos por delante, “especialmente la juventud”, dicen.

Por ello, desde el mes de abril los teléfonos de los bares suenan para que grupos de amigos y familiares se aseguren una mesa donde almorzar este día, el que será el primer 9 de agosto “normal” tras dos años sin fiestas de San Lorenzo.

“Estamos totalmente desbordados para esa mañana”, apunta Álvaro Gracia, propietario del Bar Álvaro, quien resalta que desde el pasado día 10 de mayo “ya tenía las mismas reservas que las que hubo el día 9 de agosto del año 2019”, es decir, 450 clientes.

Sin embargo, Gracia destaca que este año “hay mucha gente nueva y, sobre todo, mucha juventud”, de hecho, “han sido estos últimos quienes en Semana Santa comenzaron a llamar”, apunta, algo que hace creer al propietario de este establecimiento que “ese día será una locura” y espera que “tomen algún tipo de medidas”, puesto que la ciudadanía tiene muchas ganas de volver a celebrar las fiestas con normalidad “y a los jóvenes les han quitado sus primeras fiestas de San Lorenzo”.

Pero este no es el único bar que ha comenzado a llenar su agenda antes de lo previsto, en el restaurante Cheers también sonó el teléfono “muy pronto” y ya rozan las 40 reservas. “Esto no había pasado nunca a estas alturas del año”, destacan. Misma situación viven en el Bar Rigones y en el Bar de Jorge donde “están todas las reservas hechas desde hace días” y no aceptan más clientes.

Una situación que, unida a la falta de profesionales que quieran trabajar en el sector, “colapsa” a los hosteleros. “Estamos agobiados todo el gremio por la falta de trabajadores”, apunta Gracia.  

Etiquetas