Huesca

DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS

La Hermandad de Veteranos, un vínculo tras la jubilación

Jaime Marqueta y Miguel Fuentes están al frente de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil

En primer plano, Fuentes y Marqueta junto con otros miembros de la Hermandad.
En primer plano, Fuentes y Marqueta junto con otros miembros de la Hermandad.
Pablo Segura

Con una larga trayectoria en el Ejército y en la Benemérita, la mayor parte de los integrantes de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil dejaron el servicio en activo y colgaron sus uniformes hace tiempo, pero siguen manteniendo un fuerte vínculo gracias a la asociación.

Jaime Marqueta, que terminó su carrera ostentando el cargo de coronel del Ejército, y Miguel Fuentes, quien se jubiló de la Guardia Civil siendo subteniente, ejercen respectivamente como presidente y vicepresidente de la Hermandad de Veteranos de la provincia de Huesca.

Este sábado, junto a Vicente Cubas, Juan Morcillo y Juan Munuera participaron en el desfile. “Seremos tres guardias civiles y dos militares”, y concretamente los veremos en la cabecera con el grupo que abre el exhibición, sobre un vehículo portando el guion del estandarte de la Hermandad. Una oportunidad que para los cinco supone un “gran orgullo y satisfacción”.

Los veteranos en Huesca

Con sede en la subdelegación de Defensa de Huesca, la Hermandad cuenta con unos 600 socios y, como indica Jaime Marqueta, “está muy bien reconocida en toda la provincia”, en la que, añade, “desarrollamos una importante labor colaborando con compañeros mayores, ayudándoles en esa vida en soledad, lo cual incluye visitas y llamadas en especial en estos meses de pandemia en los que hemos estado muy pendientes de ellos”.

“Nunca una ciudad de menos de 100.000 habitantes había acogido un evento tan importante como el de hoy"

Y lamenta que debido a la pandemia de la covid 19 “ha habido muchos fallecimientos y se ha perdido un número destacable de socios”.

“Curiosamente -agrega- la Hermandad en sus primeros años estaba integrada casi en su totalidad por miembros del Ejército, pero en la actualidad los socios que han sido guardia civiles son casi mayoría”. Y al respecto explica que también forman parte de la misma “algunos civiles que hicieron la mili, familiares de militares y personal en activo en calidad de colaboradores, entre otros”.

Cita que entre sus actividades también se incluye “la difusión de la cultura de Defensa mediante la realización de conferencias y otras actividades”, poniendo como ejemplo que “hace ya unos 11 años nosotros pusimos en valor la figura de Fidel Pagés y de Ramón y Cajal”. Pero también realizan “mucha tarea de voluntariado”.

En sus años de carrera militar, el coronel fue testigo de muchos hitos, entre ellos la incorporación de la mujer al Ejército y presume de que su hija “es la primera mujer comandante de Infantería de la Marina”.

Jaime Maqueta, natural de Zaragoza, estuvo unos años destinado en Huesca y tras varios traslados decidió que este era el lugar en el que quería residir, y valora que, “Huesca es una ciudad que nos acoge estupendamente y en mi caso me sentía muy de aquí y la elegí para vivir”.

Sobre la celebración del desfile, resalta que “nunca una ciudad de menos de 100.000 habitantes había acogido un evento tan importante como el de hoy”. Y tiene muy claro que va a disfrutarlo todo lo que pueda porque “nunca hubiera pensado que después de tantos años retirado iba a poder desfilar en un acto como este”.

Por su parte, Miguel Fuentes se siente muy satisfecho de pertenecer a la Hermandad porque le permite “ayudar a todos los compañeros en todo lo que lo que podemos”.

Y al respecto argumenta que “todos nosotros tenemos un sentido más desarrollado de pertenencia a nuestra profesión que en otros sectores, un aspecto que queda muy patente permanentemente en el espíritu de compañerismo, de hermandad y en el cuidarnos los unos a los otros”.

Y como integrante del desfile, reseña que “es un orgullo y una satisfacción el poder participar en un evento que hasta ahora solo lo he podido ver en la televisión y que por tanto era muy lejano a mí”.

Sobre la Hermandad

Incluida la de Huesca, la Hermandad está integrada por 54 delegaciones territoriales: de ellas 52 son provinciales, mientras que Ferrol y Mahón son locales. Cuenta con un elevado número de socios, superando los veinte mil.

Se trata de una asociación de régimen general, de personas mayores, de ámbito nacional, carácter cultural, benéfico y apolítico, sin ánimo de lucro, con personalidad jurídica y capacidad para obrar según determinan los Estatutos aprobados por el Ministerio del Interior.

Sus fines son dar continuidad a los valores e ideales que constituyen la esencia de las Fuerzas Armadas, atendiendo a la mutua ayuda, protección y apoyo de las personas mayores necesitadas.

Prioritariamente, se encargan de mantener y fortalecer los lazos de unión, solidaridad y compañerismo entre los socios.

Y se rige por tres ideales: amor a España, respeto a la constitución y fidelidad al Rey y a las Fuerzas Armadas.

La presidencia de Honor la ostenta el Mando Supremo de las Fuerzas Armadas y Felipe VI.

La Hermandad fue fundada en Valladolid, el 18 de febrero de 1957, como “Hermandad de Retirados de las Fuerzas Armadas”, para retirados, reserva, viudas y huérfanos de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil, y ha cambiado de nombre en dos ocasiones. En 2005 adquirió su actual denominación a la que dos años más tarde se le sumó el título de Real. 

Etiquetas