Huesca

DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS

Luis Manuel Arias Loste: “El compañerismo es algo que tengo muy grabado a fuego”

Es Teniente Coronel destinado en la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra

29-abril-2022: Arias Loste se despide de la División Multinacional Sureste de la OTAN en Bucarest, donde estuvo trabajando 7 meses.
29-abril-2022: Arias Loste se despide de la División Multinacional Sureste de la OTAN en Bucarest, donde estuvo trabajando 7 meses.
MNDSE

Luis Manuel Arias Loste (Huesca, 1969) decidió que quería ser militar “a los 13 o 14 años, en el 25 aniversario de la jura de bandera de mi padre, que hubo un acto muy bonito en la Academia General Militar, de Zaragoza, y cuando vi eso decidí que era lo que quería para mí”.

Aprobó las oposiciones e ingresó en la Academia General Militar en septiembre de 1988. “Salí de teniente de la especialidad de Transmisiones (en su día de Ingenieros) en julio de 1993 y mi primer destino fue en el Batallón de Ingenieros de la antigua Brigada de Montaña, en el acuartelamiento Sancho Ramírez, de Huesca”. Allí estuvo hasta 1998. Después, “de capitán y de comandante, tuve diversos destinos entre la Brigada de Montaña en Jaca, la Brigada de Caballería en Zaragoza, dos brigadas que acabaron fundidas en una, la Brigada Aragón, que está en Zaragoza. Tuve también un periodo como profesor en la Academia General Militar con los cadetes, que fue también muy interesante y muy bonito”.

Desde 2013 trabaja en la delegación en Zaragoza de la Escuela de Guerra de Madrid. “Hasta 2015 fui profesor de mi especialidad, Transmisiones, en el curso de ascenso a comandante, y desde 2015 me dedico a la enseñanza y evaluación de idioma inglés en el Departamento de Idiomas de la escuela”.

“Yo -explica Luis Manuel Arias- no doy clases, somos organizadores y directores de los cursos. Soy más de dirección de cursos y de programación y me dedico también a la parte de evaluación, en la que soy docente, porque con otro compañero nos dedicamos a formar a todos los evaluadores de nivel intermedio de idiomas de la OTAN”.

Una materia de máxima importancia hoy en día, los idiomas. “Con todos los compromisos internacionales que tenemos, es una parte muy importante de la formación de nuestros profesionales”.

Resalta que el Ejército, después de casi 34 años, le ha dado “muchísimo”. “En lo personal, me ha dado un gran sentido del deber, el espíritu de compañerismo con tus compañeros de unidad, con tus superiores, con tus subordinados, eso es algo que tengo muy grabado a fuego”.

Y suma a ello “grandes experiencias” profesionales. “He estado desplegado en ocho misiones en el extranjero y cada una ha tenido algo que ha servido para forjar la personalidad de quien soy hoy en día”. Esto le ha dado, “sobre todo, el valorar lo que tienes en casa, valorar la familia y estar cerca de ella; valorar lo que supone vivir en un país en paz, el tener al alcance de la mano todas las comodidades que tenemos, porque viajas a sitios donde el agua corriente o tener tres comidas al día no siempre es para todo el mundo lo habitual. Me ha dado un espíritu de valorar y aprender a no quejarnos tanto de los pequeños contratiempos del día a día. En nuestro trabajo toca salir a sitios donde ves que, realmente, si te comparas, no tienes derecho a quejarte de nada”.

Trabaja en Zaragoza y vive en Huesca. “Soy de ese grupo numeroso de gente que hace cada día el traslado a Zaragoza”. 

Etiquetas