Huesca

ANIVERSARIO

Un centenario “para recordar” con más de treinta familiares

Cecilia Boira, nacida en Bespén, celebra sus 100 años entre sus mejores recuerdos

Cecilia Boira junto a sus familiares durante la celebración de su cumpleaños.
Cecilia Boira junto a sus familiares durante la celebración de su cumpleaños.
S. E.

Más de treinta personas celebraron los 100 años que Cecilia Boira cumplió el pasado 15 de mayo. “No estábamos todos, pero casi”, dice Fina, su hija, y es que, no es fácil reunir a toda la familia porque como indica, Cecilia tiene siete hijos, 13 nietos y seis bisnietos (y en camino un séptimo). Igual es este el motivo por el que Cecilia “se encuentra perfectamente”, como reconoce su hija. “Sale de paseo todos los días y, hasta hace poco -la pandemia de la covid ha dejado huella en los más mayores- quedaba diariamente con sus amigas”, indica Fina, pese a ello, Cecilia no ha parado “ni un momento”, porque ella “no conoce la pereza y no la ha tenido nunca”.

Tal vez, también sea esto lo que le haga estar “tan bien actualmente”, porque “siempre ha sido muy trabajadora”. Nacida en Bespén, Cecilia se casó a los 20 años con Santos Barcos, a quien conoció en Pompenillo pese a que él era de Fago. Se casaron en Huesca, en la Parroquieta y, posteriormente, se fueron a vivir a Vicién “por el trabajo que tenía mi padre”, cuenta Fina, donde regentaron un bar y una carnicería, además, Cecilia también trabajó por diferentes casas “haciendo faenas”. Un hecho más que demuestra lo dicho anteriormente, “no conocía la pereza”.

Sobre la celebración, su hija recuerda que fue “genial”. En primer lugar, una tarta con bengalas fue una premonición de lo que estaba por venir, porque Cecilia -y toda su familia- se emocionó con un vídeo que le hizo uno de sus nietos “donde contaba la historia de su vida a través de fotografías”, un vídeo al que le acompañó una jota -escrita por otra nieta- que también narraba todas las vivencias de Cecilia. Sin duda, “un cumpleaños para recordar”.

Etiquetas