Huesca

SAN LORENZO 2022

Unas Peñas pendientes del convenio con el Ayuntamiento de Huesca

Confían en que la firma no se retrase para comenzar a realizar la programación 

Gracias a estas ayudas, las Peñas pueden pagar charangas, la becerrada o actividades infantiles.
Gracias a estas ayudas, las Peñas pueden pagar charangas, la becerrada o actividades infantiles.
Verónica Lacasa

Las Peñas Recreativas de Huesca confían en que las Fiestas de San Lorenzo de 2022 sean como las de siempre, pero tienen todos los preparativos de sus actos festivos en pausa.

Por el momento, no pueden mover ficha ya que todavía no han firmado con el Ayuntamiento de Huesca el convenio previsto para el pasado mes de marzo que dará oxígeno a sus cuentas corrientes, que se encuentran a mínimos después de dos años de pandemia en los que han perdido socios y no han tenido ingresos de ningún tipo.

Esta semana, estas entidades han mantenido diversas reuniones con el Consistorio y parece ser que los trámites, por fin, avanzan a buen ritmo ante la proximidad de las fiestas.

Desde el Ayuntamiento de Huesca aseguran que los trámites administrativos son “largos y farragosos” y que a las peñas “se les está ayudando en todo”. Dichas fuentes exponen que el Consistorio “está trabajando desde hace tiempo junto con las peñas para llevar a cabo todos los trámites administrativos. Se están siguiendo todos los pasos necesarios y se firmará el convenio en cuanto esté todo listo”.

Mientras se ultiman estas gestiones para que les lleguen estas ayudas para pagar charangas, becerradas o actividades infantiles, los presidentes de las peñas recreativas esperan que la firma de este acuerdo sea una realidad la próxima semana, a más tardar.

El presidente de la Alegría Laurentina, Javier Ibarz, plantea que “hasta que no se firme el convenio no podemos preparar nada porque no sabemos en lo que nos afecta”. En su opinión, los trámites van lentos, y más después de dos años en los que no se ha aportado a las peñas recreativas ningún tipo de subvenciones. “Se ha iniciado ya el proceso pero cuanto antes tengamos las cosas claras mejor para podernos organizar”, dice.

Este convenio, explica, implica que cada una de las peñas se gasta 11.000 euros en organizar sus actividades y recibe una ayuda de 8.500 euros. “Más o menos tenemos pensado lo que vamos a hacer, pero en función de ese acuerdo gestionamos las cosas de una manera u otra. Han sido dos años sin ingresos y las campañas de socios se han ido reduciendo”, indica.

La Alegría Laurentina tiene en la actualidad unos 850 socios, “pero claro, antes de la pandemia éramos más de 2.000, y todo esto repercute en los ingresos, y en 2020 no hicimos ni 300”, detalla. Esta peña, con sede en el mítico Jai-Alai, está preparando ya su campaña de captación de peñistas, “pero hay que esperar para ponerla en marcha”, plantea.

Por su parte, Fran Ferrer, presidente de la peña La Parrilla, también está pendiente de esta firma con el Consistorio. “Estamos haciendo gestiones, tenemos más o menos una idea, pero siempre mirando al convenio”, asegura. Además de la aportación económica, este acuerdo contempla que las peñas puedan hacer uso de espacios municipales, siempre y cuando se soliciten con anterioridad y no esté programada ninguna actividad en ellos.

El presidente de La Parrilla comenta la buena respuesta de socios que hubo el año pasado, en la campaña que se lanzó para apoyar a estas entidades. “Imagino las fiestas de 2022 como las de antes de la covid y espero que la ciudad se vuelque con las peñas. Si ya de por sí hay ganas de San Lorenzo, después de dos años sin fiestas esperamos que los oscenses respondan bien y suba la cifra de peñistas”, señala.

Se está “finiquitando”

Desde Los 30, su presidente, Tomás Hernández, también está pendiente de esta rúbrica, que cree que se está “finiquitando ya”. “En los próximos días creo que ya lo tendremos cerrado, según nos han dicho, lo que pasa es que llevamos así desde marzo, pero hay que tener esperanza para que vaya todo bien”, plantea.

Además de la barra en la plaza de Navarra, como todas las peñas, Los 30 hará actividades infantiles entre otras muchas cosas, avanza, “pero no lo tenemos todo cerrado porque estamos esperando a ver cómo va este tema del convenio. Lo estamos preparando ahora, después de dos años sin fiestas todo se deja para última hora como siempre”, dice.

Respecto a los socios, plantea que “va a ser una incógnita, esperemos que vaya bien. En estos dos últimos años han continuado los de casa, los más veteranos, y por un precio irrisorio. Por ejemplo el último año hacerse socio en Los 30 costaba 10 euros, de ellos 5 de lotería. Pero estamos agradecidos, claro, algo nos ayudaron”.

Álvaro Antoñanzas, presidente de Los que Faltaban, espera que la próxima semana la documentación esté admitida a trámite. “Mientras no tengamos el convenio firmado no podemos organizar nada, porque no nos podemos pillar los dedos”, advierte. Para Los que Faltaban también es “una incertidumbre bastante grande” la respuesta de los socios. “No creemos que vayamos a llegar a los números de 2019, cuando hicimos 1.100 socios, dudo mucho que logremos esta cifra”, manifiesta,

Y explica que “la subvención que se obtiene llega tras justificar unos gastos, por encima de lo que te van a dar, entonces, si presupuestas, gastas y no te viene de vuelta, metes a la asociación en un problema importante”.

“Vamos sobre la marcha”

Ana Lite, presidenta de la peña 10 d’agosto, expone que ya ha presentado al Ayuntamiento la justificación de los gastos que se requiere para poder firmar este convenio. “Preparando el San Lorenzo, vamos sobre la marcha. Estamos todos sin dinero, las campañas de socios nos han ayudado a seguir aguantando, a mantenernos y a cubrir los pagos anuales. Esperamos con muchas ganas las fiestas, pero a ver cómo funciona”, plantea.

La cantidad que aporta el Consistorios dice, “es la misma, ni se ha subido ni hemos recibido nada en estos dos últimos años”. Del 1 al 8 de agosto, añade, se lanzará la campaña de socios de manera algo más potente, “a ver si la gente así se activa”.

Por otro lado, Jennifer Iglesias, presidenta de la Peña Zoiti, se muestra optimista. “Parece que todo está empezando a engranarse y a coger velocidad, poco a poco. En esta semana hemos tenido alguna reunión con el Ayuntamiento para firmar este convenio. Ha tardado, se nos dijeron unos tiempos que no se cumplieron, pero parece que todo llega y ahora vemos las cosas de otra manera”, indica.

Recuerda que en los dos años de pandemia estas entidades no han tenido ningún tipo de ayuda, “somos peñas que nos lucramos de los socios, de lo que hacemos durante el San Lorenzo y que por la covid teníamos los locales cerrados, sin poder hacer ninguna actividad”. Y expone que durante todo este tiempo, la Zoiti ha seguido pagando la hipoteca de su sede y todos los recibos que iban llegando. “Estamos con la cuenta corriente temblando, con ganas de un buen San Lorenzo, pero tiene que acompañar el resto”, concluye. 

Etiquetas