Huesca

memoria histórica

El Ayuntamiento retira la placa franquista de su patio y cumple la sentencia judicial

El titular del Juzgado Contencioso Administrativo Único de Huesca le condenó en marzo a eliminar este elemento 

Trabajos de retirada de la placa franquista del patio del Consistorio, este miércoles.
Trabajos de retirada de la placa franquista del patio del Consistorio, este miércoles.
Pablo Segura

El Ayuntamiento de Huesca ha procedido a retirar la placa franquista del patio del Consistorio. En la mañana de este miércoles unos andamios rodeaban este elemento que debe ser eliminado de este espacio municipal en cumplimiento de una sentencia judicial dictada el pasado mes de marzo. 

Concretamente, el Consistorio oscense fue condenado por el magistrado David Sampedro Ibáñez, titular del Juzgado Contencioso Administrativo Único de Huesca, a retirar la placa franquista del patio municipal, así como a eliminar del callejero los nombres de los alcaldes del régimen dictatorial Mateo Estaún Llanas, José María Lacasa y Mariano Ponz. Igualmente debía desaparecer del nomenclátor la referencia a Federico Mayo.

La sentencia resolvió la demanda presentada a través del letrado Pablo Malo, por el Colectivo Ciudadano de Huesca, la Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés Apudepa, la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón ARMHA y personas a título particular. Para los promotores de la demanda la sentencia supuso "un enorme avance democrático" aunque lamentan que "para hacer cumplir las leyes sea preciso tener que acudir a los tribunales".

El juez estimó los argumentos de los demandantes y analizó "el espíritu y finalidad" de la Ley 14/2018 de Memoria Democrática de Aragón, para anular el acuerdo del Ayuntamiento de Huesca que desestimó en el pleno de enero de 2021 el recurso de reposición que instaba la retirada de la placa y las denominaciones callejeras franquistas.

"La placa del patio del Ayuntamiento –señala el fallo judicial– con el enaltecimiento que implica su dedicatoria ‘A su excelencia el Caudillo, Huesca agradecida’ (subrayado en la sentencia) infringe el artículo 31.1.a, sin que la Ley exima de su retirada por intentar su contextualización con un cartel adjunto". Para el magistrado, "considerar la placa franquista como documento histórico es perfectamente compatible con su retirada y almacenamiento".

Cabe recordar que  tras conocer la sentencia, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Huesca (con el apoyo de PSOE, PP, Ciudadanos y VOX y el voto en contra de Con Huesca Podemos-Equo) decidió la retirada de la placa del patio de la Casa Consistorial y también que se eliminara el nombre de la plaza Federico Mayo. Sin embargo, rechazó la retirada del callejero de los nombres de tres alcaldes: José María Lacasa, Mateo Estaún y Mariano Ponz, y presentó recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA).

Etiquetas