Huesca

HUESCA

Música, hinchables y mucha espuma para celebrar el fin de curso

El colegio Pedro J. Rubio ha vuelto a celebrar este miércoles, tras dos años sin poder hacerlo, la celebración que da comienzo a las vacaciones

La jornada festiva ha estado pasada por agua con la fiesta de la espuma y los hinchables
La jornada festiva ha estado pasada por agua con la fiesta de la espuma y los hinchables
Pablo Segura

Muchos patios de recreo de los colegios de la provincia de Huesca han acogido este miércoles una de las citas más esperadas y que más sonrisas producen entre alumnado y profesores: las galas y las fiestas de fin de curso. La música, los bailes, el agua y las familias han sido los auténticos protagonistas en los centros educativos, especialmente en los colegios de educación infantil y primaria, donde ya nadie se acobarda de los libros ni de los deberes.

Ejemplo de ello ha sido el recreo del colegio Pedro J. Rubio de la capital oscense, que estaba hasta la bandera para celebrar uno de sus días más importantes y que, debido a la pandemia, llevaban dos años sin poder realizarlo.

En este caso fue la Asociación de Madres y Padres de este colegio quien ha organizado el evento, donde no no han faltado los hinchables, la piscina, la discomóvil o los cañones de espuma. Eso sí, antes de los chapuzones han cumplido con su tradicional carrera solidaria en colaboración con Unicef. “La realizamos todos los años el dinero recaudado se destina cada año a una ONG diferente”, han señalado desde la Asociación.

Además, se ha realizado también un sorteo de regalos gracias a la colaboración de muchos comercios de la ciudad que donan sus productos para este día.

Más niños que nunca

Tras dos finales de curso sin poder realizar esta cita, tal eran las ganas de todo el alumnado de este centro por esta celebración que a la de este miércoles también han acudido niños y niñas que salieron del Pedro J. Rubio durante los dos últimos cursos, que estuvieron marcados por la pandemia. “Ya que no pudieron disfrutar en su día de esta fiesta de fin de curso, este miércoles han acudido para quitarse las ganas”, han dicho los organizadores. 

Una cita que ha terminado con un reparto de hamburguesas y patatas para reponer fuerzas tras una tarde entera corriendo, saltando, bailando y, sobre todo, celebrando unas merecidas vacaciones tras casi diez meses entre libros, clases y deberes. 

Etiquetas