Huesca

SOLIDARIDAD

Proyecto Hombre abre campos y se enfoca más que nunca en las "pantallas sanas"

La entidad ha presentado su memoria del año 2021 y centra su atención en la ludopatía y las pantallas

De izquierda a derecha, José Jarne, Felipe Munuera, Elena Palacio y Jara Martínez, miembros del Centro de Solidaridad.
De izquierda a derecha, José Jarne, Felipe Munuera, Elena Palacio y Jara Martínez, miembros del Centro de Solidaridad.
D. A.

El Centro de Solidaridad de Huesca ‘Proyecto Hombre’ atendió el pasado año 2021 a 3.636 personas, 432 más que en el 2020. En cuanto a los datos de las adicciones, desde la entidad manifiestan que “son parecidos a los del año anterior”, salvo en el alcohol, “que se disparó a raíz de la pandemia”, apuntan.

En su trayectoria, que cumplen este año su 25 aniversario, se encuentran “abriendo campos” sobre todo en las “pantallas sanas”, puesto que la pandemia ha supuesto, en muchos casos, tener que trabajar sobre el tema de las apuestas deportivas en jóvenes y adolescentes, así como en las nuevas tecnologías, es decir, en las adicciones comportamentales. En este sentido, Elena Palacio, coordinadora de los programas de Proyecto Hombre, ha recordado que cuentan con participación en la Comisión de Juego del Ministerio del Interior y que de manera frecuente hacen campaña en las calles de la ciudad para que los ciudadanos conozcan que existe la posibilidad de acudir a Proyecto Hombre en el caso de que necesiten ayuda con la ludopatía.

Resto de adicciones

Según el informe presentado este martes, la segunda adicción más frecuente es la cocaína, seguido de la ludopatía, el policonsumo y el cannabis.

En cifras, del total de personas atendidas mencionado anteriormente, 121 fueron adultos y 19 menores. Así mismo, Proyecto Hombre atendió a 109 familias y, en materia de prevención, la cifra suma las 3.271 personas. En cuanto a las altas, la cifra asciende a 55, es decir, como dicen desde la entidad, “55 esperanzas”, dos más que el año anterior.

Llamamiento para colaborar

José Jarne, director del Centro de Solidaridad, ha querido hacer un llamamiento a la población en general para que se haga socia del Centro, puesto que “el porcentaje de dinero procedente de las donaciones y los socios es menos del 10 % del presupuesto total”. Algo que consideran “una debilidad”, puesto que esta entidad vive únicamente de las subvenciones y “cuesta mucho obtener socios y donativos”. Jarne quiso incidir en esto ya que “ayudaría mucho” tener más colaboradores. 

Etiquetas