Huesca

"Pura emoción" en la exposición monográfica de Félix Moreno

El Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca muestra su obra póstuma por el décimo aniversario del Taller de Arte Grupo Zhebra

Familiares de Félix Moreno junto a Cajal, Torrente y Torre en la exposición.
Familiares de Félix Moreno junto a Cajal, Torrente y Torre en la exposición.
Pablo Segura

“Toda la obra de Félix Moreno (Cetina, 1973-Huesca, 2021) es pura emoción y es una aportación trascendental al mundo del arte”. Esto es lo que ha manifestado este miércoles Eduardo Cajal, director del Taller de Arte Grupo Zhebra de Valentia, durante la inauguración de esta exposición ubicada en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner.

Una muestra que es un acontecimiento “interesantísimo para Félix y para su recuerdo” y que se enmarca dentro de la programación con motivo del décimo aniversario de este taller.

Félix Moreno, quien fue usuario de este taller, “era un artista puro en expresar lo que él llevaba dentro”, ha indicado su director, a quien la obra de Moreno le recuerda “al flamenco y al sentimiento interno”. Porque él “era feliz pintando” y los de su alrededor podían observar cómo pintaba durante muchas horas. “Entraba en trance y era automatismo creativo”, consiguiendo alcanzar un estadio de creación “que a todo artista le gustaría lograr”.

De todos sus cuadros, Cajal destaca el color. “Todos los colores le encantaban”, ha indicado, y  ha resaltado que “su universo es el color”.

Todo ello hace que las obras de Félix Moreno se conviertan en “un ejemplo de arte contemporáneo genial” y donde su obra representaba en todo momento “su estado de ánimo”.

En este acto, además del presidente de Valentia, Lorenzo Torrente, y el director provincial del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Eloy Torre, ha contado también con la presencia de los familiares del artista.

En su caso, Luis Escudero, su cuñado, ha resaltado que Moreno era, además de artista, “pura fiesta”.

“El siempre tenía una sonrisa y le encantaba bailar, así que no hay mejor manera que esta para mostrar su arte y su legado”, ha expresado.

Las exposiciones por este décimo aniversario continuarán con la colección pictórica de María José Sarte, unas obras de arte que, en palabras del artista Eduardo Cajal son “una sensación muy placentera a la hora de manejar la pincelada”.

La tercera exposición será una exposición colectiva derivada del taller de arte textil, en el que las participantes pudieron trabajar una técnica de dibujo en lienzo, sobre la que se trabaja con hilos, formas y color. Una interesante técnica que “tiene tiempos de creación largos, lentos y analíticos”, finalizó Cajal. 

Etiquetas