Huesca

¿quién soy?

José Luis Susín: Movido, sociable y dialogante

“Mi ánimo ha sido siempre el mismo, seguir adelante, pase lo que pase y sea como sea”

José Luis Susín de niño y en la actualidad.
José Luis Susín de niño y en la actualidad.
S. E.

Son los tres adjetivos que mejor definen a José Luis Susín Capistrós (Huesca, 1968), que vivió en Vicién hasta los 26 años. Tuvo una infancia “muy feliz, muy rica, me lo pasaba muy bien tanto en el cole como en casa y con los amigos. Nos inventábamos lo que hiciera falta para jugar a fútbol, a pelota… No había falta de imaginación nunca. Era un poco movido y de hecho, si se quedaba la pelota en el tejado, yo era el primero que subía a buscarla. Movido sí, pero nunca conflictivo”. Estudió en el Colegio Público de Tardienta

-“a las 7 de la mañana coge el autobús y a las 5 de la tarde, vuelta para casa, así cinco años”-. En Huesca estudió FP de electrónica en el IES Sierra de Guara, “eran 5 años, dos de auxiliar y 3 de técnico especialista”.

Luego, la mili en la base militar de Araca, en Vitoria, “que hacía mucho frío, pero estuve relativamente bien aunque mi espíritu no es militar. Fui porque tenía que ir y conocí gente de allí muy maja”.

En 1994 la familia se trasladó a vivir a Huesca y José Luis inició una movida vida laboral que comenzó en Electricidad Calvo. “Estuve dos años allí, en una caseta de madera encima de Arguis, de mantenimiento de electricidad y de vigilante del único túnel que había entonces en Monrepós”. En este tiempo, “por libre, me saqué la FP2 de informática”. Estuvo 10 años trabajando en Máquinas Copiadoras de Huesca. “Trabajaba de informático en la conectividad de máquinas, ordenadores y mantenimientos, instalación y configuración de redes y equipos, y con las fotocopiadoras”.

Vino la crisis del 2008-2009, durante 6 meses hizo un taller de empleo de emprendedores en el Ayuntamiento de Huesca, y desde 2011 a 2015 “estuve de autónomo, tratando de que los gastos fueran los menos posibles”. “Los seis primeros meses iba de comercial a captar clientes por las empresas, pero vi que había que tener algo de visibilidad y me fui al ‘coworking’ de Walqa”. Estuvo allí 2 años, consiguió una interesante cartera de clientes, “hasta que me agobiaron los gastos y en el 2015 me di de baja”, Un autónomo más quedaba en el camino.

Siguió una etapa de ‘mini-trabajos’. “Así pasé tres o cuatro años trabajando tres meses, dos meses… Pero mi ánimo ha sido siempre el mismo, seguir adelante, pase lo que pase y sea como sea”. Y llegó “el último trabajo que he tenido, quizás el mejor de todos, el que más me ha llenado. Desde el 2019 hasta el 2020, de informático en el Ayuntamiento, haciendo una migración de Windows 7 a Windows 10 en el 99 por ciento de los ordenadores del Ayuntamiento. Estuve muy bien, todos se portaron muy bien conmigo”.

Desde 2019 preside la Asociación de Vecinos de San José. “Estoy contento porque he conocido a mucha gente, tanto en reuniones con el Ayuntamiento como con asociaciones de otros barrios. Esto es algo absolutamente nuevo para mí, pero me he apoyado en gente que ha estado en anteriores juntas y mi objetivo es que haya entendimiento en la junta. Yo siempre busco el consenso”.

Ahora, prepara oposiciones, estudia Sociología en la Uned y su tiempo libre lo dedica, “sobre todo, a hablar con la gente, soy muy sociable, a pasear e ir al cine”.

¿Un deseo? “Que haya trabajo y bienestar para todos”. Que se cumpla.

Etiquetas