Huesca

VANDALISMO

Vecinos señalan el deterioro por pintadas en partes de la muralla

El Ayuntamiento afirma actuar “en cuanto se puede” para quitarlas de la vía púbica

Paseo de la Muralla en el Casco Histórico oscense.
Paseo de la Muralla en el Casco Histórico oscense.
Pablo Segura

Francisco Pérez Fajardo es vecino del Casco y a mediados de junio se puso en contacto con el Ayuntamiento a través del Buzón Ciudadano. “Escribí al Ayuntamiento el pasado 14 de junio de 2022, sin haber recibido respuesta alguna. En aquel momento les indicaba que eran 11 pintadas, ahora creo que ya son 14 o 15”, explicaba a este periódico en un correo electrónico. Observar su entorno cotidiano le ha hecho ver cómo “en los últimos meses se van acumulando diferentes pintadas tanto en el paseo de la muralla como en la plaza de Julio Aznar contigua, debido a la inacción del Ayuntamiento, que no las elimina”, señala.

Esto, apunta, “provoca que se acumulen y hagan de efecto llamada para otros grafitis, dando como resultado el afeamiento de esta zona muy frecuentada por turistas y oscenses, con la mala imagen que supone para la ciudad”, concluye.

Una asunto, el de las pintadas, que no es nuevo en la ciudad y que desde las organizaciones vecinales condenan, apuntando algunas voces como la de Javier Moreno de la Federación de Barrios Osca XXI, a un estado general de “dejadez que está por toda la ciudad”.

Sobre las pintadas en el Casco, la Asociación de vecinos Osce Biella condena “evidentemente, este tipo de actuaciones en zonas no adecuadas”, porque “independientemente del mensaje que incluyan dañan estructuralmente la piedra, el ladrillo y los revestimientos”, afirma Rosa Abadía, vicepresidenta de la asociación.

Las organizaciones vecinales de la zona condenan este tipo de actuaciones en el conjunto histórico de la ciudad.
Las organizaciones vecinales de la zona condenan este tipo de actuaciones en el conjunto histórico de la ciudad.
Pablo Segura

Aunque este colectivo insiste en dejar clara una cuestión: “La Asociación no se opone a la libertad de expresión. Quizás habría que facilitar áreas o zonas para hacerlo (...) La cosa es que haya lugares donde se pueda dar una opinión, dar un mensaje o explicitar más lugares donde poder ejercer la libertad de expresión” sin que se produzca este “daño material al conjunto histórico y al barrio”.

Desde el Ayuntamiento se insiste en que, “respecto a las pintadas en el entorno de la muralla, se actúa en cuanto se puede pero hay que trabajar en toda la ciudad, por lo que no siempre se puede hacer con la celeridad deseada”.

¿Quién limpia qué?

Según la normativa municipal vigente, “las pintadas en las comunidades particulares las tiene que limpiar cada comunidad de propietarios”, indican desde el Ayuntamiento.

Este solo se encarga de la limpieza en vía pública, pero de forma excepcional, “si la fachada de la comunidad de propietarios permite los trabajos con la maquinaria especializada de la calcita, y lo solicitan al Ayuntamiento, habitualmente se realiza. Si no se puede hacer con la máquina de calcita y debe realizarse de forma manual o con pintura, el Ayuntamiento no la limpia y tiene que hacerlo la comunidad de propietarios”, señalan fuentes municipales. Algo que Abadía considera “importante que la gente lo sepa”.

La eliminación de pintadas mediante esa maquinaria especial que funciona a presión solo puede aplicarse sobre ladrillo cara vista, mármol, muros de hormigón o superficies de consistencia. Aquellas que están sobre fachadas pintadas, puertas, cierres metálicos o cristales no pueden ser limpiados con agua a presión con calcita porque se estropean las superficies, lo que obliga a repintar o a intentar eliminarlos con otras técnicas.

La eliminación de pintadas mediante esa maquinaria especial solo puede aplicarse en superficies de consistencia
La eliminación de pintadas mediante esa maquinaria especial solo puede aplicarse en superficies de consistencia
Pablo Segura

“Si la pintada es en algún lugar protegido”, como pasó con en la Catedral, “debe realizarse a través de una empresa especializada (con productos especializados) y con el permiso de la Dirección de Patrimonio”, afirman fuentes municipales.

Igualmente, insisten en que “tanto en el Casco Viejo como en cualquier otro espacio de la ciudad se sigue trabajando con el ‘equipo antigrafitis’ para eliminar estas pintadas cuando están en la vía pública”.

Desde el área de Servicios Generales recuerdan: “Hemos notado que en sitios donde se limpian las pintadas tardan bastante más en volver a hacerlo, pero hay puntos en los que aparecen enseguida, como puede ser el entorno de la plaza San Pedro”.

Dejadez en el mantenimiento

Con respecto a las pintadas, la Federación de Barrios Osca XXI tiene la impresión de que “están por toda la ciudad, en el mobiliario urbano, en fachadas, en cristales, hasta alguna vez en edificios singulares”, señala Javier Moreno, presidente de la Federación.

En su opinión “afean y degradan la ciudad, dañan los edificios de la ciudad y dan, en algunas zonas, sensación de inseguridad”.

Sin embargo, no solo señala las pintadas como signo de esa “dejadez” y deterioro generalizado. “Mobiliario urbano que están sin mantenimiento, bancos y este tipo de cosas, las fuentes sin agua, pasos de cebra mal pintados, paneles informativos en los que ya no se ve nada”, enumera.

Moreno enlaza de nuevo con el efecto que causan las pintadas, aludiendo a unos elementos informativos “que pertenecieron a una campaña de comercio y que se diversificaron por diferentes lugares de la ciudad, en la Avenida de Pirineos, en la Plaza Cervantes, en las Miguelas”. Moreno reflexiona sobre la percepción de la gente, “al ver algo relacionado con el comercio de Hueca, que no sabe qué es”, que por uno de los lados está con pintadas “y que están repartidos por en medio de la ciudad, lo que contribuye a la confusión”.

Por esto, desde la Federación de Barrios se ha solicitado en varias ocasiones que se convoque el Observatorio de Convivencia y Civismo, para conocer también la cantidad de multas que hay y los motivos por los que se sanciona. “Nos dicen que ya lo convocarán”, afirma Moreno.

Entre sus peticiones, “que haya más presencia policial” y un aumento de las plantillas de la Policía Local y del Servicio de Limpieza, en referencia al deterioro por pintada, pero también al hecho de “no recoger las heces de los perros o incidentes con la bicicleta, que todo forma parte de un espectáculo que ni se corrige ni se sanciona”.

Moreno insiste en diferenciar los “grafitis que son cosas bien pintadas, aunque hay que pintarlas en los sitios adecuados”, de las pintadas “que manchurrean”. Por ello, “sería bueno que hubiera más concursos o que pudieran pintar o decorar algunos sitios que también sería bueno”, concluye.

Etiquetas