Huesca
en colaboración con arcadia

“Es más barato comprar en huertas tipo la de Arcadia”

La entidad oscense defiende que no se especule con el precio de la comida y subraya que, hoy, la proximidad es más barata.

Puesto de Arcadia
Puesto de la huerta ecológica Arcadia, que trabaja por la inserción socio-laboral de personas con enfermedad mental.
Nuria Turmo para La Colmena

La huerta ecológica de Arcadia continúa trabajando por la calidad de sus cultivos con el fin, no solo de abastecer de buen producto al mercado oscense, sino también de lograr su objetivo principal: la inserción socio-laboral de las personas con enfermedad mental grave.

“Nuestros planes pasan por afianzar lo que tenemos porque no podemos crecer más, ya que el espacio es el que es” apuntan Toni Iranzo, encargado de este centro especial de empleo y Roberto Satué, responsable del área agroecológica, así añaden que lo importante “es intentar sacar el máximo rendimiento a la superficie que tenemos y saber qué productos funcionan mejor en esta tierra y, también, en el mercado”. Al hilo de lo cual, subrayan que “es necesario advertir a los oscenses que en algunos productos el precio de la huerta ecológica es inferior al del mercado convencional, ahora es más barato porque no se especula con los precios de la verdura, es un acuerdo entre los productores, no hay guerra de precios, además, el precio del calabacín o del tomate es el mismo al principio y al final de la temporada”.

Y es que cabe recordar que uno sus objetivos principales pasa por la innovación y la experimentación con semillas y variedades de productos autóctonos para ofrecer calidad. “No solo queremos diferenciarnos de los demás sino que buscamos ser un complemento a la hora de abastecer el mercado -insiste Satué-, por ese motivo, la huerta ecológica de Arcadia tiene judías blancas o verdes que no llevan el resto de puestos, porque son cultivos de riesgo que dan mucha faena”.

“Nosotros aquí podemos probar variedades y hemos recuperado algunas, con ayuda del CITA, como el broquil pellado, el pimiento de Angüés o el tomate de corazón, porque hacemos producciones más pequeñas para plantar más cosas diferentes, apostamos por hacer un buen estudio para sacar el mejor producto”, así defienden su trabajo que tanto esmero supone. Y todos aquellos que trabajan en la huerta ecológica de Arcadia, unos catorce, disfrutan, aprenden y son conscientes de que lo que hacen es generar un producto de calidad, ya que trabajan para que “lo que salga de esta tierra sea bueno y, de hecho, es espectacular, pero siempre hay capacidad de mejorar y en ese seguimos”, advierte Toni Iranzo. Y lo que es más importante: se enorgullecen de ello sobre todo porque “casi cada jueves volvemos con las manos vacías y es, precisamente, lo primero que preguntan: ¿se ha vendido todo?”.

Una de las novedades en las que están trabajando en es crear su propio semillero. “Intentamos ser cada vez más autosuficientes, y al ser una huerta ecológica estamos obligados a que el semillero tenga el certificado ecológico y para ello teníamos que ir a comprar a Navarra o Cataluña pero como es poco volumen, ya que plantamos cada 15 días, es un gasto en transporte inasumible, por eso empezamos a ir haciendo el plantero -explica Satué- Hemos logrado sacar semillas de casi todo, excepto este año ya toda la campaña de coles serán propias , por ejemplo”, comenta Iranzo.

Otra de las curiosidades de esta huerta es que “ya no necesitamos comprar tanto estiércol, ahora tenemos el caballo, Obelix, que ayuda en las tareas del campo y que nos genera estiércol constantemente”, indica Roberto Satué.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas