Huesca

SAN LORENZO 2022

Después de mil días, vuelven a sonar las espadas de los danzantes

El ensayo general congrega a cientos de personas en el patio del colegio Pío XII. Al son de la Banda de Música, interpretaron los cinco dances

Ensayo del baile de las cintas.
Ensayo del baile de las cintas.
Pablo Segura

Con los palos azules, el color de su familia, llegaba Enrique Blasco al ensayo de los Danzantes de Huesca. Para él y para Jorge Tuda, esta tarde de viernes era su primera vez en público, el ensayo definitivo y con música directo antes del gran día, de la mañana del 10 de agosto en el que entrarán a formar parte de la Agrupación y, también un poquito, de la historia de la ciudad de Huesca. Emoción e ilusión en sus rostros, pero también en la de cientos de oscenses que acudieron al caer la tarde al patio del colegio Pío XII para ver, después de más de mil días, las espadas y los palos sonar al ritmo de la música tradicional.

Emoción entre el numeroso público asistente.

Los más pequeños ocupando los primeros puestos y sentados en el suelo para no perder detalle. Algunos portaban incluso palos para intentar seguir el ritmo de la música. Otros, se animaban en algún tramo con las palmas. Y tras ellos, varias filas de espectadores, muchos teléfono en mano, para ver por fin bailar a los danzantes de Huesca, para captar el momento o para enviarlo a aquellos que están lejos. Un ambiente prefestivo que no quisieron perderse tampoco desde la corporación municipal y el alcalde, Luis Felipe, acompañado de la edil, María Rodrigo, asistieron a él.

Espadas, palo viejos, cintas, palos nuevos, degollau y otra vez espadas, pero con un ritmo más alegre y haciéndose pasillo entre el numeroso público que se congregó en lo que ya se han convertido en una tradición: el ensayo público de los danzantes antes de San Lorenzo acompañados de la Banda de Música. Fue el mismo orden que seguirán la mañana del 10 de agosto ante el Santo, el día del debut para Enrique Blasco y Jorge Tuda, y el de la despedida Antonio Nunilo Gabás y Jesús Gracia Añaños. Los cuatro, junto al resto de compañeros ensayaron ayer por última vez. Todos emocionados porque este año sí habrá actuación ante San Lorenzo.

“Desde hace cinco meses, todo el mundo me paraba por la calle y me decía: este año a bailar”, aseguraba Francisco Sanemeterio, mayoral de los danzantes momentos antes de empezar el ensayo. Vista la gran expectación levantada, más incluso que otros años, intuyen que la plaza de San Lorenzo estará este año a rebosar. Hay mucha ilusión por su parte, pero también en miles de oscenses que ya lo demostraron ayer abarrotando un año más el ensayo general.

Etiquetas