Huesca

SAN LORENZO 2022

La mañana de los "huevos con..."

Ningún oscense deja al azar el almuerzo del día 9, una mañana de encuentros entorno a las mesas, como preparación para una jornada intensa

La tradición marca que la mañana del día 9 se almuerza y sea como fuere "los huevos con..." se imponen como opción más propicia para una jornada que se sabe intensa. 

De Huesca y desde los pueblos de alrededor, residentes en la ciudad o que vienen desde Estocolmo, por ejemplo, para pasar las fiestas con los suyos; también los hay de fuera de la capital oscense, que se animan a conocer las fiestas. Más que cualquier otro, aunque sólo sea por ser el primero, el 9 de agosto es un día de encuentro y celebración, y de fiesta, pero para ello hay que prepararse. "Venimos almorzamos bien, que si no luego... y a disfrutar del día en Huesca", explica Iker, un joven que junto con sus cuadrilla de amigos, de su pueblo y de los de alrededor -"venimos de Abiego, de Bierge y de Alquézar", explica- se han acercado a disfrutar de las fiestas.

La emoción se percibía entre brindis y abrazos. "La noche pasada ha sido noche de insomnio, muchas ganas después de tres años", explicaba Lorenzo junto a su grupo de amigos y allegados que pasadas las 9.30 esperaban sus almuerzos. 

Nadie quería dejar al azar este momento. "Nosotras reservamos hace muchísimo tiempo, en abril, porque nos dijeron que se estaban acabando", explica Ana junto a sus amigas "de toda la vida". Preparan el San Lorenzo a tope, "no hay planes, lo que vaya saliendo" y el plan es quedarse, salvo alguna que se irá a mitad de la semana, toda la semana. Están preparadas para disfrutar las fiestas, dicen. 

La calle de Las Cortes, la plaza de Luis López Allué, los Porches de Galicia, la calle Padre Huesca con la plaza Alfonso el Batallador o la terraza del Palacio de Congresos, allá por donde se camine, en las horas previas al lanzamiento del cohete anunciador, una marea blanca de oscenses llenos de ilusión se prepara para vivir el inicio de fiestas más esperado.

Etiquetas