Huesca

SAN LORENZO 2022

Lambán exige un nuevo sistema de financiación para Aragón

El presidente aragonés lanzó este miércoles esta petición desde la capital oscense

María Victoria Broto, Marta Gastón, Mayte Pérez, Rosa Serrano, Javier Sada y Javier Lambán.
María Victoria Broto, Marta Gastón, Mayte Pérez, Rosa Serrano, Javier Sada y Javier Lambán.
Pablo Segura

El presidente de Aragón, Javier Lambán, reclamó este 10 de agosto “con mucha fuerza” más recursos y un nuevo sistema de financiación para la Comunidad, que vive “en una insuficiencia financiera flagrante y en una “situación hacendística casi agónica”. Javier Lambán lanzó esta petición durante su visita a la capital oscense ayer, 10 de agosto, fecha en la que se cumplieron además 40 años del Estatuto de Autonomía y que celebró sumándose a la procesión de San Lorenzo. El jefe del Ejecutivo aragonés, afirmó que “los aragoneses hemos sido capaces de desplegar la mayor parte de las competencias, potestades y capacidades que nos otorga el estatuto y eso ha significado ir comprometiendo cada vez más cantidades de dinero hasta el punto de que en este momento para cubrir de manera suficiente los servicios públicos de los que disponemos ya no tenemos recursos”.

En este sentido, advirtió que destinar los recursos que necesitan la sanidad, la educación y los servicios sociales “nos impide, por ejemplo, hacer todas las inversiones que querríamos y esa situación hay que ponerle fin cuanto antes. Es necesario un nuevo sistema de financiación y un día como el del hoy (por ayer) es el momento de reivindicarlo”.

Añadió que todas las Comunidades Autónomas tienen este problema de falta de fondos, “pero las que tenemos mucho territorio y poca población, además de envejecida, esto lo sufrimos en mayor medida”.

Por ello se mostró firme: “Exijo al Gobierno de España que asuma la iniciativa en este sentido y que entre todas las Comunidades seamos capaces de resolver esto, que es el principal problema que tiene Aragón”.

Lambán valoró que la sanción por el rey del Estatuto de Autonomía de Aragón el 10 de agosto de 1982 supuso un cambio “radical” para “bien de la historia de Aragón” ya que han sido 40 años “de éxito indiscutible, después de siglos en los cuales nuestros hombres, nuestras mujeres y nuestros recursos estaban a merced de designios políticos y económicos que no eran los nuestros”.

En esa fecha, afirmó, “tomamos en nuestras manos las riendas de nuestro devenir, de nuestro futuro, liberamos todas nuestras energías y 40 años después podemos decir con mucho orgullo que el autogobierno nos ha sentado de maravilla”. Durante ese tiempo, apuntó, “hemos crecido, hemos diversificado en nuestra economía, dado rienda suelta a nuestro talento y a nuestra creatividad”. Y recordó que el Estatuto, reformado en el año 2007, es “equiparable a los más avanzados de España. En este momento no tenemos nada que envidiar a ninguno de los restantes estatutos, por tanto creo que no hay que reformar nada sustancial”. 

Pero sí apostó por la modificación de la cuestión planteada en las Cortes de Aragón “en relación con los aforamientos, con el número mínimo de diputados de las provincias, pero en lo sustancial el Estatuto es magnífico y de lo que se trata es de cumplirlo”. A pesar de las dificultades actuales, “podemos decir que el futuro para Aragón se presenta radiante, se presenta con muchas posibilidades, con muchas oportunidades, siempre y cuando seamos capaces de hacer lo que hicieron en nuestro antepasados políticos, urdidores del Estatuto” y lograr “grandes consensos sociales, económicos y políticos”. Así, destacó que el camino del éxito “consiste, ni más ni menos en entender Aragón como un proyecto común, como un proyecto en el que no sobra nadie, en el que somos necesarios todos, la izquierda, la derecha, los empresarios, los trabajadores, Zaragoza, Huesca y Teruel”.

San Lorenzo, “de las mejores fiestas del calendario”

El jefe del Ejecutivo aragonés, Javier Lambán, se ha mostrado satisfecho de poder compartir con los vecinos de Huesca la celebración de su día grande de las fiestas, “de las mejores del calendario festivo aragonés”. La vuelta de San Lorenzo, añadió, significa “la recuperación de la normalidad después de las restricciones, después de los sacrificios que nos tuvimos que autoimponer como consecuencia de la pandemia”.

Para el presidente aragonés, las Fiestas de San Lorenzo “también cabe interpretarlas en términos de éxito colectivo” y recordó en esta línea a la persona de José María Escriche “inventor de estas fiestas”, cuando fue concejal del Ayuntamiento de Huesca, donde también impulsó el Patronato Municipal de Deportes y el Círculo Oscense.

Javier Lambán destacó que “la democracia trajo consigo la celebración de fiestas populares, con programas de calidad y, a la vez, con mucho jolgorio en la calle”, algo que pasó “en todos los pueblos y en todas las ciudades aragonesas” y hay que vincularlo “a la democracia, a la Constitución y, por supuesto, al Estatuto”.

Por otra parte, en referencia a la contribución de Aragón contra los independentismos reivindicó que la Comunidad “debe asumir una especial responsabilidad en el fortalecimiento de España como nación”. “Conocemos mejor que nadie el independentismo, el nacionalismo exacerbado, porque nos flanquean a izquierda y derecha, por el este y por el oeste. Los sufrimos por proximidad más que nadie”, afirmó. Javier Lambán afirmó que “el nacionalismo en sí mismo, pero sobre todo en su vertiente independentista, es un elemento perturbador de la unidad, perturbador de la salud democrática, que conforme va tomando protagonismo político en la vida española resta posibilidades a nuestro país y capacidad para desarrollarse de manera armónica y de manera igual en todas sus regiones, sin ningún tipo de dudas”.

Además, apuntó que el independentismo “nos debilita como Estado, como nación, a la hora de intervenir activamente en la política internacional, que es algo que en los tiempos que vivimos resulta absolutamente fundamental”.

Etiquetas