Huesca

huesca

Huesca reduce el riego de jardines, y pide moderar el consumo de agua

El Ayuntamiento reduce en un 50 % el agua para limpieza viaria y en un 25 % la del riego de jardines y zonas verdes

El embalse de Vadiello -en la foto ayer por la tarde- está al 25% de su capacidad, con solo 3,8 hectómetros cúbicos.
El embalse de Vadiello -en la foto ayer por la tarde- está al 25% de su capacidad, con solo 3,8 hectómetros cúbicos.
Pablo Segura

Reducir el riego de jardines y zonas verdes, y moderar el uso del agua en la limpieza de las calles. Con estas dos medidas aplicadas desde este martes, el Ayuntamiento de Huesca pretende contribuir a la reducción del consumo de agua al mismo tiempo que hace un llamamiento a la población para que el uso sea responsable y moderado. Si bien aseguraron desde el propio consistorio que, de momento, no hay problemas de abastecimiento, la falta de lluvias en los últimos meses y las temperaturas están haciendo mella en las reservas y piden moderación.

El consistorio informa de que desde este martes, tras finalizar las fiestas de San Lorenzo, han reducido en un 50 % el agua destinada a la limpieza de las calles de la ciudad. Así, aseguran en un comunicado, entre otras no baldearán las calles de la ciudad con un camión cuba, cuya capacidad es de 8.000 litros de agua y tampoco, según describen en la nota, llenarán el estanque del solárium del parque Miguel Servet de la capital altoaragonesa.

Asimismo, han reducido en un 25 % el agua que se utiliza para el mantenimiento de parques y jardines públicos. Para ello, aseguran, en el sistema de agua del riego por goteo ya se han realizado los ajustes pertinentes para ir a consumos mínimos.

De forma preventiva

En el comunicado, el Consistorio oscense destaca que esta restricción se adopta de forma preventiva, ante la actual situación meteorológica de sequía. Y es que la falta de lluvias ha provocado un descenso de las reservas destinadas al abastecimiento de la ciudad.

El Ayuntamiento, que toma estas medidas de forma preventiva, pretende ser un ejemplo para el resto de la sociedad y recomienda también a los oscenses que moderen el consumo de agua potable ante la actual situación de sequía meteorológica. En el bando, emitido la semana pasada, Luis Felipe solicitaba ya un consumo “responsable y moderado” del agua potable. En el mismo, hacía hincapié en evitar el rellenado de piscinas particulares, y minimizar, “en la medida de lo posible”, los riegos de jardines y huertos. Asimismo, recomendaba desarrollar esta labor a primera hora de la mañana para evitar su rápida evaporación por el sol y las altas temperaturas.

La falta de lluvias, tanto en esta provincia como en otras muchas de España, ha provocado un descenso de las reservas destinadas a abastecimientos. Los pantanos, según los datos facilitados ayer por la Confederación Hidrográfica del Ebro, están muchos bajo mínimos. La Cuenca, en conjunto, está por debajo del 50 %, cifra peor de los últimos cinco años. Pero es que los números de algunos embalses de la provincia están entre los tres peores del último cuarto de siglo. En el caso del río Aragón -pantano de Yesa-, que ha entrado en emergencia por su bajo nivel, lleva camino de posicionarse como el peor de los últimos 25 años. Está a un 30 % de capacidad, habiendo caído en tan solo tres días 2 puntos y con tendencia a la baja según los datos de este martes del Sistema Automático de Información Hidrológica del Ebro. Y es que, el último trimestre ha sido el más seco desde hace más de medio siglo, desde 1960 que comenzaron a recogerse datos.

Los datos no son más halagüeños en otras cuencas. La del Gállego ha entrado en alerta. Y respecto a las fuentes de abastecimiento de la ciudad de Huesca, los datos tampoco son buenos. El barro de las laderas de Vadiello dejan patente el bajo nivel al que se encuentra. La mancha de agua se limita a la zona más próxima a la presa. Está a un 25 % de capacidad. Este es el principal abastecimiento de la ciudad de Huesca, acaparando, según un estudio realizado por el ayuntamiento en el año 2018, un 90 %.

La ciudad cuenta con otras fuentes de agua: manantiales de Fuenmayor, en San Julián de Banzo, la captación de las Paulesas y el de Valdabra. No obstante, varias de ellas tienen demandas comprometidas para otros usuarios. Además, la ciudad tiene previsto mejorar su abastecimiento desde el embalse de Montearagón. La balsa de Valdabra, ahora mismo, está a un 68 %. Si bien su capacidad es pequeña y apenas llega a un hectómetro se alimenta del canal del Cinca. Y Montearagón, de donde llegará agua en un futuro, está en un 14,3 %, aunque suma más de 7,5 hectómetros cúbicos

Etiquetas