Huesca

HUESCA

El Ayuntamiento de Huesca toma medidas ante la ausencia de lluvias

Se limita el riego, el agua de las fuentes y las bocas de carga

El barro de las laderas deja patente el bajo nivel al que se encuentra lo que ha provocado un descenso de las reservas.
El barro de las laderas deja patente el bajo nivel al que se encuentra lo que ha provocado un descenso de las reservas.
Pablo Segura

Visto el estado actual del suministro de agua de consumo humano en Huesca y en los municipios incorporados debido a la sequía que actualmente está viviendo este territorio, el Ayuntamiento de Huesca ha optado por tomar una serie de medidas preventivas y de restricciones.

Así, en el caso de que la época de sequía actual se prolongue y para evitar la afección al suministro de agua de consumo humano, el Consistorio propone permitir el riego, baldeo y limpieza de redes de saneamiento (municipales y privadas) con carga en el pozo de avenida Martínez de Velasco, dado que actualmente casi todo el riego, baldeo y limpiezas se hace con agua potable de la red de distribución (bocas de riego e hidrantes), restringir el riego a zonas imprescindibles, el cierre parcial de fuentes de agua de consumo humano, en este caso, las afectadas son todas las de chorro continuo y la mitad de fuentes de pulsador, el cierre y vaciado de fuentes ornamentales como son las de la plaza Lerida, fuente La Moreneta o la fuente de Las Miguelas. También se clausurarán las bocas de carga en los municipios incorporados y en otros consumos no asociados al suministro de agua de consumo humano.

Además, advierten que el uso de hidrantes tanto en Huesca como en los municipios es exclusivo del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamentos del Ayuntamiento de Huesca.

Por su parte, también hacen extensivas estas restricciones de uso del agua a los puntos de suministro tanto de agua bruta como tratada desde la red municipal a otros municipios.

Estas medidas se suman así al bando publicado hace unas semanas por el alcalde de la ciudad, Luis Felipe, donde se anunciaban la reducción del riego de jardines y zonas verdes, y la moderación del uso del agua en la limpieza de las calles.

Con estas dos medidas el Ayuntamiento contribuía a la reducción del consumo de agua al mismo tiempo que hacía un llamamiento a la población para que el uso sea responsable y moderado.

Si bien aseguraron desde el propio consistorio que, de momento, no hay problemas de abastecimiento aunque la falta de lluvias en los últimos meses y las temperaturas están haciendo mella en las reservas y piden moderación. 

Etiquetas