Huesca

#SOYDELALTOARAGÓN

Lucía de Luis: "En Huesca no me ha cambiado la vida porque ya nos conocemos todos"

Empezó con 12 años a subir vídeos “por entretenimiento, porque todo el mundo los subía”, y hoy acumula 167.000 seguidores en Instagram

Lucía de Luis
Lucía de Luis
Pablo Segura

¿Qué se necesita para ser influencer?

— No tienes que empezar con el objetivo de querer ser famoso, ganar dinero o que te regalen cosas. Con eso no vas a llegar a nada. Lo esencial es querer compartir algo en específico y no tener una doble intención. Yo intento inspirar a la gente con mis conjuntos.

Cuando empezaste, ¿te lo esperabas?

—Qué va. Empecé con 12 años porque todo el mundo subía vídeos tipo TikTok pero con efectos y filtros. Nunca me imaginé que algún día llegara a tener ni a 5.000 seguidores.

¿Cuándo hiciste tu primera colaboración grande?

Con 14, con Subdued.

¿Cómo ha cambiado tu vida?

—Precisamente en Huesca no me ha cambiado tanto la vida porque como ya nos conocemos todos de normal, no hace falta que tengas más seguidores para que sepan quién eres. Fuera sí que es un poco diferente porque a veces te reconocen en ciudades más grandes.

¿Cómo te sientes en esas ocasiones?

—Buah, yo me muero de la vergüenza. Pero a la vez me hace muchísima ilusión. Si me paran y me saludan, significa que algo hago bien.

¿Te ves obligada a publicar tu vida?

—Hay días que me levanto y no me apetece publicar nada. Y no lo hago. Pero a veces sí que tienes esa presión de decir: “joder, llevo unos días sin subir mucho contenido”. Entonces te agobias y piensas: “tengo que subir cosas” porque si no pierdes la actividad y las estadísticas.

Tu sitio preferido de la Provincia.

—No sabría decirte... Sinceramente, la plaza del Mercado porque me he echado muchas risas con mis amigas.

¿Se puede ser influencer y vivir aquí?

No me gusta considerarme influencer, pero tener seguidores se puede. Eso sí, es muy difícil. Yo llevo un montón de años y a la hora de crear contenido Huesca no te da las mismas oportunidades que te da una ciudad como Madrid. Y en cuanto a trabajar con marcas, te limita un montón.

Para prosperar, ¿hay que irse?

—Para crecer mucho más y si quieres dedicarte a esto... Yo creo que sí que es necesario irte a ciudades como Madrid o Barcelona, porque ahí es donde están las marcas.

¿Utilizas tu perfil para promocionar Huesca y la Provincia?

He hecho alguna campaña con el comercio de Huesca, con tiendas como Different o Carita Bonita. No he trabajado mucho con ellos, pero los proyectos han ido muy bien porque hay gente de Huesca que no conoce muchas tiendas muy monas que hay aquí.

¿Qué diferencias hay entre trabajar con ellos y las grandes firmas?

—Ilusión, la misma. Las de Huesca son en las que he comprado toda la vida y en las grandes también lo he hecho. Realmente, la diferencia es el presupuesto y la visibilidad de la marca.

¿Es difícil compaginar ser influencer con estudiar bachillerato?

—Este año me ha costado bastante más agobio y, de hecho, tengo miedo por el curso que va a empezar ahora, que es el más importante y es muy difícil. A veces tienes una semana de mucho trabajo con marcas importantes que quieres hacer bien, pero también tienes exámenes que tienes que hacer bien. Al final, te tienes que organizar y sacar tiempo.

¿Cuántas personas te hablan al día?

—Buha, no lo sé. Aparece el ‘más 99’, no el número exacto.

Y contestar, ¿es imposible?

Siempre intento leerlo. Muchas veces me preguntan que de dónde es mi ropa, entonces lo subo directamente a la historia y así no tengo que contestar uno por uno. Cuando son preguntas más específicas o me cuentan algo, si lo leo y es algo que no haya respondido públicamente, respondo.

¿Ser influencer tiene caducidad?

Quiero estudiar Publicidad y Relaciones Públicas, entonces yo creo que a la hora de conseguir trabajo me ayudará un montón todos los años que llevo en redes. No sé si luego seguiré, porque a lo mejor me estanco y ya no puedo avanzar más. O si Instagram evolucionará a otra cosa y a mí ya no se me dará bien. Pero creo que, 100%, en un futuro esta experiencia me servirá. 

Etiquetas