Huesca

visita cultural

Un paseo por el arte y la historia en cinco museos de la ciudad

Casi 17.000 turistas nacionales (95%) han visitado el Museo de Huesca durante este semestre, triplicando los datos de 2020

Grupo de visitantes con la guía en Museo de Huesca.
Grupo de visitantes con la guía en Museo de Huesca.
Elena Jordán

Las aulas aragonesas de hace casi un siglo, la recreación de la vida del padre Saturnino López Novoa, pinturas de Goya, o la fusión perfecta entre arte y naturaleza. La ciudad ofrece multitud de ofertas para disfrutar de la cultura y expandir nuevos horizontes.

Los museos Pedagógico, Diocesano, Casa Museo Padre Saturnino López Novoa, de Huesca, y el CDAN son destino de cientos de turistas que acuden estas semanas impulsados por la riqueza patrimonial, histórica y artística que reside en la ciudad.

Museo pedagógico

Es el lugar predilecto de maestros de toda España. Grupos escolares y familias también visitan este espacio a lo largo del año, sus talleres para niños y visitas guiadas por niveles de primaria o secundaria son un atractivo para estimular la creatividad, ganar conocimientos, a la par que pasan un buen rato. La imprenta de Freinet, por ejemplo, es un taller donde niños y niñas pueden redactar su propio libro.

El museo evidencia los cambios tan abruptos que ha vivido la educación española este último siglo: de utilizar ábacos, agrimensores, mapas físicos y telurios para enseñar la rotación de la tierra, a usar proyecciones, vídeos explicativos, tablets y ordenadores.

La actual exposición temporal es una muestra de la educación diferenciada que recibían las niñas, en las que se incluían asignaturas como costura, cocina, o higiene en el hogar. Esta colección atesora juegos, libros, y material educativo de época reservados para ellas, disponibles para su consulta.

Cocina de la Casa-Museo Saturnino López Novoa. En la pared se aprecia el rayo que estuvo a punto de caer sobre el sacerdote.
Cocina de la Casa-Museo Saturnino López Novoa. En la pared se aprecia el rayo que estuvo a punto de caer sobre el sacerdote.
Elena Jordán

Museos sacro

El museo Diocesano concentra singulares obras de estilo románico, gótico, renacimiento y barroco. Desde el 1 de junio, existe una nueva modalidad de entrada, en la que podrá visitarse el Museo Diocesano, la Catedral, la torre, y la Iglesia de San Pedro el Viejo conjuntamente, una opción más económica para el visitante. Aunque el volumen de visitas grupales ha descendido, el nivel de entradas individualizadas supera la de la época prepandémica.

Como novedad, se prevé una exposición temporal a partir de septiembre u octubre sobre el Carmelo en Huesca, con motivo de la celebración del 400 aniversario de la primera fundación Carmelita de la Encarnación en la ciudad. Por otra parte, la diócesis participará con una selección de sus piezas en exposiciones del Museo del Prado, que viajarán posteriormente al Museo Capodimonte de Nápoles.

Por otro lado, la Casa Museo del padre Saturnino López Novoa, fundador de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, ofrece una recreación visual y sonora de la vida del sacerdote a lo largo de sus tres plantas. En cada una de las salas, al pulsar el botón de la pared, una voz en off relata las anécdotas que acaecieron en esa misma habitación. Sucesos tan singulares como la “gracia divina” que salvó al sacerdote de morir por un rayo.

“Merece la pena conocer su figura. Vino a Huesca en un contexto de mucha hambruna. Hizo todo lo posible por conseguir reservas para dar de comer a los más vulnerables” cuenta Fernando, voluntario del museo.

Asimismo, este museo tiene un proyecto entre manos: se prevé utilizar el espacio del jardín para instalar un pequeño escenario donde el público podrá disfrutar de interpretaciones teatrales para niños, o conciertos del Conservatorio de Música.

Arte y naturaleza

Muchos visitantes se han acercado este verano caminando o en bicicleta por el camino del cruz del Palmo, sobre todo turistas y más de 300 niñas y niños para hacer talleres didácticos

La mitad del público viene de Huesca, mayormente por grupos (35%) frente a un 15% que adquiere la entrada individual. La otra mitad restante se divide en un 30% de turista nacional y un 20% extranjero. El edificio de Rafael Moneo, voluminoso y ondulado, y la Finca de José Beulas son dos de los destinos con mayor afluencia.

 Además, el CDAN alberga exposiciones temporales que conectan paisajes y naturaleza con obras artísticas. El público puede visitar la colección del zaragozano Ricardo Calero, “Natura_Tiempo y Memoria” una selección de trabajos desde 1989 hasta ahora que sitúan la tierra en el centro. La sala 2 está dedicada a “Caminar los Pirineos”, la resignificación de tres artistas contemporáneos que ofrecen su mirada sobre el paisaje aragonés, en colaboración con la Fundación Hospital de Benasque.

Taller didáctico para niños y niñas sobre la exposición de Ricardo Calero en el CDAN.
Taller didáctico para niños y niñas sobre la exposición de Ricardo Calero en el CDAN.
CDAN

Un paseo por la historia

Desde la prehistoria hasta la edad moderna, el visitante puede hacer un recorrido histórico-artístico por las salas que rodean el patio del Museo de Huesca, haciendo parada por las pinturas de Goya, las fotografías de Ramón Masats durante la grabación de “Vidriana”, de Luis Buñuel, o viajando hasta Egipto con la exposición de de Joaquín Lizana. Además, el visitante podrá conocer la sala del Palacio de los Reyes de Aragón, donde tuvo lugar la famosa leyenda de La Campana.

Casi 17.000 personas han visitado el museo este semestre, la gran mayoría nacionales (95%), un número alto considerando que se han triplicado los datos de 2020 y casi los de 2021.

Etiquetas