Huesca

Cuatro lugares para ver la ciudad de Huesca y su entorno desde una perspectiva diferente

¿Habías visto alguna vez la capital oscense desde un piso más arriba?

La torre campanario de la Catedral de Huesca ofrece una amplia panorámica de la ciudad.
La torre campanario de la Catedral de Huesca ofrece una amplia panorámica de la ciudad.
Pablo Segura

HUESCA es una ciudad idónea para pasear. Es fácil perderse en el entramado de las calles del Casco Antiguo; desde donde puedes ver pequeñas partes de la Catedral de Huesca, los Cosos; en los cuales se concentra un gran número de establecimientos comerciales y hosteleros, en los Porches de Galicia, cuya figura desemboca en una bella imagen del edificio del Casino o en las famosas Cuatro Esquinas, según en qué dirección lo transites, o caminar por la plaza Luis López Allué y alcanzar en la plaza de San Pedro; recordando las divertidas escenas de la película ‘Que se mueran los feos’.

Seguro que todos los ciudadanos tienen en su mente las imágenes de las zonas citadas anteriormente y han recorrido imaginariamente estas calles. Sin embargo, ¿te has preguntado qué es lo que se ve desde la torre de la Catedral o desde el punto más alto del parque de Las Mártires? ¿Has subido a la ermita del Cerro de San Jorge o has visitado el entorno de la Muralla desde su restauración?

Hay veces que es necesario convertirse en turista en tu propia ciudad y ver, desde los ojos de otra persona, el encanto de la ciudad que habitas y de las calles que transitas día sí y día también de forma monotemática. Y comprobar si es cierto o no el lema de #HuescaLaMagia.

Por ello, en esta página os mostramos cuatro puntos cercanos al centro urbano -uno de ellos incluso en su interior-, desde donde observar Huesca, nuestra ciudad, desde “un piso más arriba” y con diferentes perspectivas.

Además, son zonas a las que se puede acudir dando un paseo ahora que aflojan los calores veraniegos y que, tras el cierre de piscinas, puede ser una actividad de ocio para toda la familia. Adivinar con los más pequeños dónde está su casa, un determinado monumento o la vivienda de algún familiar.

Así mismo y con las redes sociales tan presentes en nuestra vida, estos cuatro escenarios son enclaves perfectos para fotografiar la salida o la puesta del sol y seguro que encandilan a más de uno.

La torre campanario de la Catedral de Huesca ofrece una amplia panorámica de la ciudad.

La entrada para visitar el Museo Diocesano de la capital oscense, situado junto a la Catedral de Huesca, permite acceder a esta torre campanario. Tras subir unas cuantas escaleras, accedes a este punto donde podrás ver la ciudad desde diferentes perspectivas. La plaza de toros a un lado, el casco histórico al otro o el pulmón verde del parque Miguel Servet. Todo ello con solo echar un vistazo y, repetimos, subir unas cuantas escaleras.

Vistas desde el paseo de la Muralla.
Vistas desde el paseo de la Muralla.
Pablo Segura

Vistas desde el paseo de la Muralla, a la que se accede desde el Casco Antiguo de la ciudad.

Si todavía tienes dudas de que la ciudad de Huesca se encuentra en una hoya acude a este espacio para eliminar tus dudas. Desde aquí se puede observar la llanura que rodea a este municipio que solo la rompe el Salto de Roldán, ubicado en el Prepirineo y por donde transcurre el río Flumen. Una formación rocosa a la que se puede acceder tras una fácil excursión, aunque hay que ascender por una vía ferrata.

Vista dese el punto más alto del cerro de San Jorge.
Vista dese el punto más alto del cerro de San Jorge.
Pablo Segura

Vistas desde el punto más alto del Cerro de San Jorge, junto a la ermita que lleva su nombre

Si en la fotografía anterior observábamos la ciudad de Huesca desde la torre campanario de la Catedral, en esta ocasión observamos este monumento en todo su esplendor desde el Cerro de San Jorge. En este caso, para acceder a este mirador, basta con un agradable paseo bajo este pinar, que desemboca con esta panorámica. Desde aquí también se puede observar el Castillo de Montearagón.

Vista de Huesca dese el Cerro de las Mártires.
Vista de Huesca dese el Cerro de las Mártires.
Pablo Segura

El parque de la Universidad, desde el punto más alto del parque de Las Mártires.

El llamado parque de Las Mártires de la Libertad logró recuperar una zona histórica de la ciudad que se encontraba en una situación degradada y generar en Huesca una nueva zona verde donde pasear y poder practicar deporte y ocio. También aquí hay una zona de más altura desde donde se puede ver el entorno del Campus de Huesca y este parque de la Universidad, otro de las zonas verdes más extensas.

Etiquetas