Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Nacho de Blas: "No se ha contado con la experiencia de los veterinarios"

Nacho de Blas reivindica las lecciones ya aprendidas sobre los coronavirus por los profesionales de la Veterinaria "que se remontan a 1930"

Nacho de Blas impartió la charla ¿Es posible contralar una zoonosis sin contar con los veterinarios? Covid y Viruela del Mono, en el Colegio de Veterinarios de Huesca.
Nacho de Blas impartió la charla ¿Es posible contralar una zoonosis sin contar con los veterinarios? Covid y Viruela del Mono, en el Colegio de Veterinarios de Huesca.
S. E.

Que las vacunas contra los coronavirus son poco efectivas, que la inmunidad que confieren es poco duradera, que las reinfecciones son posibles y que era imposible alcanzar la inmunidad de rebaño frente al coronavirus “son lecciones” que las y los veterinarios ya conocían “desde hace años y que no se han tenido en cuenta”, afirmó ayer Nacho de Blas, doctor en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza y profesor del Departamento de Patología Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, en la charla que impartió en el Colegio Oficial de Veterinarios de Huesca ‘¿Es posible controlar una zoonosis sin contar con los veterinarios? Covid y Viruela del Mono’.

Una “experiencia” que este colectivo profesional “acumula” del trabajo realizado “con los primeros coronavirus aviares, que se remonta a 1930” y “no se ha tenido en cuenta”.

Y que, según De Blas, ha llevado a que los médicos y los veterinarios vayan cada uno por su lado, algo que “no puede ser” en un contexto de salud global “donde la salud pública y la sanidad animal están tan estrictamente que relacionadas”, pues ya se sabe, recuerda, según la Organización Mundial de la Salud Animal que “el 60 % de las enfermedades son zoonóticas provienen de los animales y el 75% enfermedades emergentes son de origen animal”.

Una desconexión que se “ha dado desde el principio”, pese a excepciones “como el caso de Francisco Javier Falo, director de Salud pública, que es veterinario; pero en general la presencia de veterinarios en comité de expertos internacionales y naciones ha sido anecdótica”, señaló De Blas, quien forma parte del comité de expertos de Asturias.

Viruela del mono

El doctor en Veterinaria también rescató algunas lecciones aprendidas por parte del colectivo profesional en relación a la viruela del mono, como que vigilar los reservorios en los animales, es “algo imprescindible para controlar la enfermedad” -en el caso de este virus, roedores-, así como establecer la trazabilidad en los contagios, pues “la falta” de esta “ha hecho que se complique mucho el control de esta enfermedad”, hasta el punto que se ha producido el salto de humanos a perro, en París.

Como ejemplo, De Blas expuso cómo se estableció la estrategia para controlar un brote en Estados Unidos, originado en una importación, mediante el seguimiento de los animales, que provenían de Ghana, “que contagiaron a roedores americanos y que demostró que el salto del virus era muy sencillo”

Etiquetas